AEBOX/Gonzalo Campos/Wendephoto/ — Adasat “El Toro” Rojas, no pudo con el ex campeón europeo Jack Culcay, y perdió por ko técnico en el sexto asalto, el campeonato de la Unión Europea de peso medio disputado anoche en el Kohlrabizirkus, de la ciudad de Leipzig, Alemania.

Después de toda una carrera cediendo peso a los mejores semipesados y supermedios de Europa y aceptando cualquier pelea internacional que viniera acompañada de una suculenta bolsa, Adasat tenia ante si la primera oportunidad justa de su carrera deportiva, pues por primera vez iba a disputar un titulo trascendente en un peso, el medio, en que sin duda esperábamos al mejor Adasat de su carrera.

A Jack Culcay ya le conocemos y sabemos de su boxeo metódico y constante, de su permanente presencia en todas las peleas que disputa, por lo que de entrada la empresa para Adasat, aunque justa como comentaba antes, también nos traía un rival duro, peligroso y todo un ex campeón continental.

La pelea dio comienzo con Culcay acomodado en el centro del ring, sacando la izquierda en jab e imponiendo tensión en la cabeza del rival, en un asalto que se apuntó el alemán que con el crochet de izquierda en anticipación empezaba a mostrar cual iba a ser la vía de la victoria.

Segundo, tercero y cuarto, nos mostraron a Culcay abriendo y cerrando los asaltos con presión, con su “descansito” de rigor en el minuto 2, pero mandando sobre un Adasat que anoche no sacó todo el trabajo que la pelea requería y vio como los asaltos se le iban escapando uno tras otro.

Adasat no estaba cómodo, no conseguía entrar en la pelea, pero el alemán continuaba creciendo, y componiendo un boxeo de desplazamientos, jab de izquierda, y ese crochet con la misma mano que atenazó al boxeador canario que veia cada vez mas lejos la victoria.

El sexto fue el que trajo el premio a Culcay, que con un chochet de izquierda conectó la barbilla de Adasat, que en lugar de agarrarse, se refugió en las cuerdas donde el alemán le fue demoliendo hasta parar y solicitarle al arbitro que detuviera una pelea que ya no tenia sentido, y que se apuntaba un Jack Culcay que vuelve a la escena con victoria europea, ahora en el peso medio.

Adasat no tuvo su noche, y pese a que cuando apretaba, descomponía a Culcay, no supo hacer pensar al rival y llevarle al limite con el jab, ni encontrar el ritmo de una pelea muy lejos del nivel del boxeador de Tenerife, que hizo una pelea a ráfagas, buscando el golpe de definitivo en cada acción, y al que su mandíbula le ha vuelto a dejar fuera de una pelea grande. Ahora toca descansar, pensar en un futuro con sabor nacional, y enfrentar a boxeadores como el sevillano Isco Durán, o Damian Biacho, antes de pegar en la puerta del navarro César Nuñez, dueño del cinturón de campeón de España de los medios.

Al finalizar la pelea, Ricardo Sanchez Atocha nos dio su visión del combate.

“Creo que Adasat estuvo bien, simplemente que Culcay hizo el mejor combate que yo le he visto, muy rápido preciso y con muy buena defensa. Adasat lo intento con arrancadas rápidas, moviendo bien la cintura y tirando golpes rápidos y potentes, pero Culcay lo veía todo, para mi estuvo brillante. Si no baja el pistón pronto será campeón mundial. Resumen nos superó en velocidad en ataque y en defensa”.

En la otra pelea española de la noche en Alemania, Gabriel Enguema sufrió el robo del año ante el griego residente en Frankfurt Evgenios Lazaridis, al que ganó en todos los terrenos durante los seis asaltos.

FullSizeRender (60)

Escrito por aebox