AEBOX/Gonzalo Campos/ — El californiano Andy Ruiz Jr, silenció anoche el Madison Square Garden, derrotando por ko, y contra todo pronostico al hasta entonces indiscutible campeón de los pesados Anthony Joshua, que se vio superado por la potencia de Ruíz.

Comparar la pelea de anoche con la que protagonizaron en el 90, Mike Tyson y James Buster Douglas en Tokio, es un atrevimiento por la calidad de los contendientes, pero anoche hubo sorpresa en el Madison.

Anthony Joshua comenzó el primer asalto mandando con el jab y estudiando a un agresivo Andy Ruíz al que no dejó acortar distancias ni entrar en la pelea.

El segundo nos trajo a un Ruíz mas agresivo y efectivo que consiguió conectar a Joshua, que sin salirse del guión retomó el mando de la pelea con una serie a la contra que frenó en seco la ambición del boxeador americano.

Nada hacia pensar que el tercer asalto nos traía lo que finalmente trajo. Joshua quería mantener la distancia y seguir buscando los fallos de Ruiz, cuando una magnifica izquierda precipita la caída del californiano que se tomó su tiempo para levantarse. Joshua se vio ganador y tratando de terminar con su oponente, arriesgó en demasía y se vio envuelto en un cambio de golpes que daba la vuelta a la pelea con Joshua en la lona por dos veces antes de finalizar el asalto.

El cuarto fue un asalto de reflexión donde ambos contendientes se dieron un respiro en un pacto de no agresión que terminó con el final del asalto.

Quinto y sexto nos trajeron mas de lo mismo con el aspirante intentando acortar distancia y el campeón sacando sus rectos con violencia para mantener controlado a un Andy Ruiz que empezaba a subirse a sus barbas.

Una magnifica serie de golpes hizo aflojar las piernas de Joshua en el séptimo, el californiano Ruíz vio su oportunidad y mandó a la lona al campeón que muy debilitado se levantó, aunque una nueva serie le envió de nuevo al suelo de donde se levantó para ver como el arbitro detenía la pelea y le despertaba del sueño.

Con unas apuestas de 31-1, que daban al aspirante casi nulas posibilidades de éxito, Andy Ruíz Jr. dio anoche la gran sorpresa y se proclamó campeón mundial de peso pesado enfundándose los cinturones de la WBA, WBO, y de la IBF, que le convierten en el triple monarca mundial del peso máximo.

Con una mandíbula que siempre estuvo bajo sospecha, Anthony Joshua despertó ayer finalmente de su sueño y dejó al descubierto la debilidad de una quijada que no está a la altura de la de un campeón de época.

El promotor de Anthony Joshua, Eddie Hearn, no se hizo esperar y anunció que antes de finalizar el año organizará la revancha en territorio británico, concediendo a Andy la bolsa por la que todos los boxeadores luchan y con la que todos ellos sueñan. Enhorabuena al nuevo campeón.

Escrito por Aebox