AEBOX/Nacho Gutierrez/ — El campo de prácticas de Antequera fue el escenario escogido para llevar a cabo el veraniego duelo España Vs Inglaterra, representado en seis apasionantes combates entre una selección de boxeadores andaluces y boxeadores de Manchester, pertenecientes a la Jimmy Eggan Box Academy. Con un paraje precioso que nos transportaba a las veladas californianas al aire libre, el público se fue metiendo poco a poco en el espectáculo. Buena gastronomía, pantallas para los combates y música funky ayudaron al espectador a disfrutar del evento pugilístico.

Los combates de la noche

En el combate de fondo (peso medio), el púgil franquicia de C.A.R El Templo Antonio `Tae´ Narbona perdió a los puntos ante Dane Goodwin en un combate muy parejo y marcado por las alternativas continuas. Narbona comenzó un poco fuera de distancia mientras el púgil británico ya estaba metido en el combate con uno-dos. Sin hacer nada del otro jueves pero con mucho oficio, y es que se nota la distancia y frecuencia de combates, se hizo con el primer episodio. En el segundo, Narbona se puso a `Trabajar´ y redujo la ventaja inicial pero faltaban series y golpes abajo. En el tercero los dos púgiles buscaron las contras y quitar el aire al rival. La osadía y codicia del último episodio puso al público en pie reconociendo cómo el boxeador local se había repuesto del letargo inicial. Al final victoria ajustada, cuando se podría haber dado un nulo, del visitante Goodwin, gracias en parte a la ventaja inicial. Nos gustó

Narbona pero debe meter más pressing gracias a esa envergadura y alcance que tiene.

Antes del combate de fondo, vivimos estos duelos amateur:

En el primer combate (ligero) de la noche Ross Cooksey (Jimmy Egan Box Academy) se impuso a los puntos a Leandro (MGM Marbella). Fue una decisión divida que no gustó al público por cuanto el boxeador de origen argentino estuvo muy metido en el combate en el segundo y tercer asalto, al margen de sus buenas contras. Al inglés le adivinábamos intensidad y desparpajo desde el minuto uno, y así fue. Combate igualado.

El segundo de la velada, (pesos plumas)se decantó también del lado visitante. Y es que Alex Clegg se impuso a los puntos a Ernesto Tadurán. El de Postigo salió un tanto “desconectado” al principio ante un Clegg que se movía con codicia y rapidez. En el segundo bajó la intensidad de los dos para por último hacer un tercer asalto con momentos de duros intercambios. Victoria a los puntos para el británico.

El tercer combate de la noche trajo la primera victoria del lado andaluz. El granadino Montesinos venció por parada médica en el segundo asalto a Kettan Jackson, en un duelo marcado por las hemorragias de un lado y otro, y por la agresividad de los intercambios. El púgil inglés necesito de la intervención médica por dos momentos para intentar cortar la sangre, pero a la tercera el árbitro Sánchez paró la contienda al ver que no paraba la hemorragia quedando un minuto largo y otro asalto. La alegría de Montesinos encandiló al personal que respondió la entrega de los dos competidores.

Borja “Peligro”(Club Mamba Negra) se impuso a los puntos Mc Manus en un combate que fue de menos a más. Borka, muy bien plantado y con la izquierda por delante, fue haciéndose con el ring poco a poco. En el segundo y tercero Borja golpeo debajo “casi” de libro. Y decimos casi porque solo le faltó conseguir una caída , aún así trabajó excelentemente. El coraje de Mc Manus no fue suficiente ante un “Peligro” que esta vez demostró unas ganas tremendas. Felicidades.

En el siguiente combate de la noche descubrimos a un valor de la escuela granadina llamado Povedano. Con menor alcance y menos altura, el boxeador granadino se llevó el combate a su terreno y supo meter sus manos por dentro que tanto daño hacían. El púgil inglés Bayan Khalil fue perdiendo fondo mientras el andaluz iba hacia arriba hasta conseguir derribarlo con una mano a la contra. En el tercero, el inglés fue amonestado por agarrones continuos. Victoria unánime para Povedano.

Al final empate en el tablero final al llevarse cada equipo tres victorias. Velada de excelente factura que demuestra que un buen entorno junto con un espectáculo de luces y sonido, siempre ayudan a conseguir una buenísima nota. El público antequerano expresó sus ganas de repetir experiencias como estas y que tanto trabajo ha necesitado por parte de El C.A.R El templo y el Grupo Antequera Golf .

Escrito por aebox