AEBOX/Gonzalo Campos/ — Mi invitado de hoy, acaba de llegar de Manchester donde como entrenador de nuestro más importante boxeador  acaba de perder  la oportunidad de colgar un título mundial a su ya dilatada y exitosa carrera como preparador de importantes figuras del boxeo.  Antonio Gonzalez Matias es un entrenador serio, trabajador y metódico que confía en el trabajo realizado pero que entiende que el resultado del pasado Sábado es un ingrediente más de este bello pero cruel deporte nuestro.

¿Cómo te encuentras después del batacazo del sábado en Manchester?

“Bueno, es difícil de encajar tras tantos meses de intenso y concienzudo trabajo, de ver al boxeador esforzándose  sin descanso y de estar tanto tiempo fuera de su casa, es duro mirarle a la cara y ver que esta oportunidad ya ha pasado y no hemos podido aprovecharla”.

¿Cómo está Kiko?

Kiko está mal y es normal porque solo el paso de los días puede hacerle ver que el resultado fue un accidente que ocurre en el boxeo, aunque entiendo que para él es difícil de digerir”.

¿Después de todo esto,  que queda?

“Si se hubiera ganado, hoy tocaba trabajar en el gimnasio con Cristian Morales que pelea el Viernes y no entendería que yo estuviera de celebración toda la semana por la victoria de Kiko. En Septiembre pelean Luciano, Campillo y Cristina y ninguno entendería que cambiáramos la dinámica. En la derrota seguimos la misma mecánica. La vuelta a Madrid tras la pelea no cambia nada aunque desde luego estaríamos más felices si el resultado hubiese sido positivo”.

¿Qué te dijo Kiko al llegar al vestuario?

“Lo primero que hizo fue pedir perdón por la derrota, algo de lo que no tiene ninguna culpa, el planteamiento que el siguió fue el que yo le indiqué. También me  dijo que estaba muy contento por el trabajo que habíamos realizado. Kiko es una persona muy humilde y sensata. Es un gran campeón dentro y fuera del ring”.

¿Cuáles son sus conclusiones de la pelea?

“Sus conclusiones es que estaba haciendo una muy buena pelea y que tras pararla el árbitro él se sentía capaz de continuar, aunque al evitar la primera caída hizo un esfuerzo  importante con las piernas y se rompió el cuádriceps, por lo que yo opino que no debía continuar. La pelea terminó ahí y estuvo bien parada”.

¿Cómo fue el trato por parte de vuestro promotor  Miguel De Pablos tras la pelea?

“Miguel estuvo exquisito como siempre, en todo momento al lado de Kiko, nos acompañó a ver al médico y  le hizo ver al boxeador que había sido un accidente y que por él no iba a quedar trabajar en los despachos para conseguir una nueva oportunidad”.

¿Cómo fue el comportamiento de los ingleses antes y después de la pelea?

“Impresionante. Allí aman el boxeo  y respetan y admiran a los deportistas. No dejaron de pedirle autógrafos y fotos a Kiko antes y después de la pelea porque el en Inglaterra es un ídolo y todo el mundo se lo reconoce a cada paso. El boxeo en Reino Unido se vive de otra manera”.

¿Por dónde pasa ahora el futuro de Kiko Martínez?

“Ahora no es el momento de pensar en el futuro y si de dejar que él se relaje, descanse y piense en cómo encarar lo que está por venir pero muy poco a poco. Hay tiempo para todo y ahora se podrían tomar decisiones poco acertadas. El tiempo es el que nos responderá todas esas preguntas, pero estoy convencido de que Kiko volverá a ser campeón del mundo”.

¿Qué te parecen las declaraciones de algunos aficionados en las redes  en contra tu trabajo?

“Me parece muy bien que la gente opine. Yo soy un personaje público del boxeo español y soy consciente de que mi trabajo puede estar sujeto a críticas, pero me parece ruin que se critique a Kiko. Es de ser muy mediocre criticar a alguien que viene de perder de esta manera siendo el campeón que es y que ha demostrado ser. Los que critican el planteamiento de pelea o los que sabían que íbamos a perder no tiene ni idea de boxeo”.

Escrito por aebox