AEBOX/Manuel Barrero/ — Se venía uno de los duelos más esperados del año, que enfrentaría en la categoría de los semipesados al actual campeón de la WBO, el ruso Sergey Kovalev y a Saúl “El Canelo” Álvarez, que se estrenaba en la categoría.

Combate muy táctico y cauto por parte de los dos boxeadores durante todo el desarrollo del mismo y con un plan de pelea muy marcado en ambos púgiles, donde Kovalev trató de dominar en una distancia larga con un continuo uso de su jab ante un Canelo que, con una guardia muy cerrada durante todo el pleito, trataba de acortar la distancia y trabajar sobre el fallo del ruso con rápidas y explosivas combinaciones a la contra, que comenzaron a hacerse patentes sobre todo a partir del cuarto asalto tras tres primeros rounds de dominio ruso.

Desde un primer momento se vislumbraba que en la diferencia de velocidad de manos y de reacción podría estar una de las claves de la pelea, aspecto fundamental para que fuera el sexto asalto el mejor para un Canelo que volvía a los derroteros del cuarto, conectando de nuevo los golpes más claros y sobre todo más contundentes. Esa misma contundencia de Canelo era de la que carecía Kovalev, que cuando dominó sus asaltos, gracias a una mayor frecuencia de golpeo, pecó de precavido y no mandó ningún golpe claro de poder que pudiera hacer pensarse las cosas a un Canelo que le perdió el respeto y trabajó con mucha confianza.

En esa tónica, el combate continuó su desarrollo, con un Canelo que pareció sufrir más de lo normal en el octavo. Dio la sensación de que si Kovalev hubiera arriesgado poniendo una marcha más a la pelea, podría haber puesto en apuros a un Canelo que por primera vez se mostraba huidizo y sin prácticamente actividad ofensiva.

Sería solamente un espejismo, pues el tramo final del combate continuó con un Canelo cómodo en su plan de pelea con mayor acierto ante un Kovalev al que se le comenzaba a ver demasiado cansado. Así, en el undécimo, Canelo conectó varios golpes por fuera que comenzaron a tambalear al ruso, y que con una última potente derecha recta mandó a Kovalev a la lona para terminar la pelea a lo grande.

Nueva victoria por tanto para un Canelo Álvarez que se alzó con un nuevo cinturón de campeón mundial en una nueva categoría, la de las 175 libras, ante un Kovalev venido a menos y ya en la recta final de su carrera, a la que probablemente pudiera poner punto y final tras este duro revés.

Escrito por Aebox