AEBOX/Nacho Gutiérrez/ – Todo tiene su recompensa y Rafael Chiruta la tendrá el próximo invierno cuando dispute un título, no sabemos todavía si europeo o internacional , ante el alemán Davide Doria(15V-4D-1N)en noviembre.

Chiruta “la lió”, perdón por el vulgarismo, cuando noqueo en agosto a Reece Cartwright y en su casa, en Manchester. Hizo lo que se conoce como “Chirutazo”, es decir, dar al traste con los planes de púgiles locales cuando va de víctima propiciatoria. Eso le encanta a Rafael y a su entrenador Fernando, y es que los del gimnasio Garden han vivido combates propios de la saga Rocky.

Ahora toca un rival, a medio camino entre superwelter y el medio, con experiencia en púgiles españoles pues Doria ya se enfrentó a Chiruta y le ganó en 2015, y perdió con Ferino V a los puntos. Su record nos dice que la pegada no es su fuerte al tener sólo 4 victorias por nocaut de 15 triunfos por un solo nulo y cuatro derrotas, siendo solo una por cloroformo .Sea como fuere nunca hay que vender la piel del oso antes… eso la o sabe Chiruta pues él mismo se ha aplicado esa máxima como ley de vida, una vida deportiva llena de sorpresas y premios a su descaro y valor en el ring.

Ahora queda concretar el título y la fecha,y mientras llega nosotros nos alegramos de este premio para Chiruta. Ahora sólo queda entrenar mas duro que nunca.




Escrito por Aebox