Manuel Sanchez/ Presidente de la Federación Balear de boxeo

La nefasta gestión presidida por Felipe Martinez sigue dando que hablar en el seno del boxeo español, y son muchos los que están pidiendo su dimisión en las últimas semanas. Parece que la única motivación de Felipe Martinez, y en especial de Rafael Lozano y su señora Teresa Romero para proseguir en sus cargos es la económica, escondiéndose de responder cualquier crítica.

En el ojo del huracán se encuentra el próximo Campeonato de España Joven y Junior, el cual se celebrará una vez más en Béjar, territorio de Pedro Retuerto. No hay alternancia de comunidades y Castilla y León sale claramente beneficiada por Felipe Martinez.

El albergue donde se alojan los boxeadores se encuentra en una colina, y es utilizado para rodar películas de miedo, conociéndose en esta localidad salmantina el mismo como el castillo del conde Drácula.

Los boxeadores conviven en condiciones inhumanas, siendo los baños mixtos, y los alimentos incomestibles. Los jóvenes tienen que esperar solos a que venga el autobús que los acerca el pabellón, y tienen que andar más de 1 km para encontrar un supermercado dónde comprar comida.

Además de todo esto, los boxeadores y técnicos tienen que pagar 100€ por alojarse en estas lamentables condiciones. mientras que Felipe rechazó una propuesta en un hotel tres estrellas que salia a 120€, pero claro, para Felipe y retuerto prima más el negocio que el bienestar de los chavales ya que Según he tenido conocimiento, a las Federaciones Deportivas de Castilla y León se les cede este espacio de manera gratuita si lo solicitan.

Si esta información es cierta, a los dirigentes de la Federación Española de Boxeo y a Pedro Retuerto en concreto debería caérseles la cara de vergüenza por jugar con las ilusiones y el dinero de las jóvenes promesas del boxeo nacional. En una federación con una deuda de 700000 €, se opta por gastar 19.000 € y no en que los deportistas no tengan que pagar por boxear.

banner_fuerastockFACEBOOK

Escrito por aebox