AEBOX/Aarón González/Foto Paco Martín/ — Iago Barros Meilán, A Coruña 1982, es un boxeador profesional procedente de las artes marciales y del KickBoxing, que tras una decena de combates está sorprendiendo al panorama nacional. Iago tiene un record discreto, un 2-7-2 (1Ko), pero puede presumir de haberse enfrentado a varios de los mejores boxeadores del panorama nacional y ahora entra en el circuito europeo. Tras este humilde coruñés, se encuentra una gran historia.

Iago puede presumir de varios títulos nacionales e internacionales en Kick, K1 y Muay Thai, pero hace poco más de un año decidió dar un giro a su carrera y adentrarse en el mundo del boxeo profesional. Lo hizo de la mano de Kike Soria, que fue cerrándole combates poco a poco con mayor entidad. El coruñés fue aceptando todos los retos que le fueron poniendo en su camino y dando siempre la cara. Obtuvo pocos premios, derrotas y empates muy discutibles en casa de sus rivales, pero siempre poniendo en aprietos a estos. Una de las injusticias del boxeo es esa, pero Iago demuestra combate a combate ser un profesional de los pies a la cabeza y nunca desistió.

Hace dos meses dio la campanada en Madrid, al vencer al prestigioso boxeador David Sánchez “Maravillita” por decisión mayoritaria. Tras eso una derrota ajustada en Gallarta con Saul Luna que daría paso a una oferta del extranjero.
Desde Suiza llegó la oportunidad de enfrentarse al campeón nacional invicto y Barros, como no, se puso manos a la obra. Un combate que puede dar un cambio notable en su carrera, y es que fue capaz de irse a Suiza y sorprender al campeón, derrotándolo en su casa por KoT y no dar opción al resultado casero.

Esto último ha sido, sin duda, un gran logro para este gran deportista que hasta hace poco no contaba con una esquina fija, ni con un entrenador que lo guiara en sus sesiones diarias. Un autodidacta, un currante, un guerrero… Podríamos pasar mucho tiempo hablando de Iago, pero preferimos que nuestros lectores puedan disfrutar de sus palabras y conocerlo un poco más de manera directa.

-Hola Iago. ¿Cómo te encuentras tras la gran victoria de este sábado en Suiza?
“Tras la victoria de este sábado me encuentro bastante bien. El combate salió como estaba previsto. Creo que la esquina del rival se equivocó en la táctica. El primer round tiró de más y yo esquivé todos los golpes. El segundo, quiso ir a cruzar golpes conmigo y ahí cometió el error. El tercero ya no podía más y le hice hincar la rodilla con manos abajo. Ya en el cuarto me sentí muy cómodo y le entraban todas las manos, ahí el árbitro paró bien el combate. Le estaba lastimando”.

-Nos gustaría saber un poco más de tu carrera. Como amateur en boxeo tuviste poco rodaje, pero en otras disciplinas estuviste muy rodado. ¿Qué te llevó a decidirte por el mundo del boxeo?
“No es que decidiera pelear en boxeo, es que simplemente decidí volver a la competición. Lo que pasa es que tengo un excelente manager y me está cerrando combates mucho más interesantes y rentables en boxeo, lo cual no está pasando en otras disciplinas de deportes de combate”.

-La verdad que a medida que avanzaban tus combates, te fuiste ganando el respeto de todos los promotores del panorama nacional y aun cosechando derrotas, a veces injustas, fuiste subiendo el nivel de tus rivales. ¿Cómo valoras tu evolución dentro del boxeo rentado?
“Creo que estoy subiendo peldaños combate a combate. Cada vez los rivales son más difíciles y estoy dando la cara. Ya no hablo de ganar o perder, hablo de que el público quede contento con mi combate. Y por ahora la evolución está siendo positiva”.

-Cada vez vemos en el ring un boxeador más suelto y mejor plantado. Cuando empezaste en esta aventura estabas sin esquina, sin entrenador, pero ahora se sumó a tu equipo el coruñés Fran Paz, de Guantes de Oro. ¿Qué cambios incentivó en tu boxeo y que previsiones tienes para el futuro a corto plazo?
“Fran supuso en mi esquina lo principal, no preocuparme de pedir favores para que alguien me ayude a entrenar. Con él, solo me preocupo de entrenar, él se encarga de todo el resto y es lo que me hacía falta. Aparte de eso congeniamos a la perfección y mi mejora se está haciendo notable desde que somos un equipo. El futuro próximo es seguir pendientes de cerrar otro combate internacional”.

-En A Coruña antes había nombres como Dinky, Cachorro, Yanchy, Zapata… Pero el presente del boxeo profesional en A Coruña tiene un boxeador de moda, IAGO BARROS. ¿Qué se siente al lograr esto con tan pocos medios?
“Pues no sé si están hablando de mi o no (risas), pero supongo que es un placer y un auténtico lujo. Yo no creo que tenga pocos medios. Tengo un gran entrenador, tengo un gimnasio y tengo un corazón de guerrero, además de un gran mánager. Tengo lo necesario para conseguir todo lo que me proponga”.

-Que eres un guerrero, nos quedó claro y aunque boxeando fuera las victorias tienen un precio muy alto, también tenemos claro de que eres un ganador. Para poder lograr rankearte y llegar a los títulos, se necesitan victorias. ¿Echas de menos la oportunidad de boxear en casa?
“Pues no sé cómo es esa sensación, entonces no puedo echarla de menos. Y no porque no haya querido, sino porque no se ha dado la oportunidad”.

– Por último y para despedirnos. ¿Un sueño para 2018? “Llegar a lo más alto”

-Desde AEBOX te deseamos toda la suerte del mundo para los próximos combates y estaremos atentos a tu evolución. Esperamos más victorias y que pronto podamos verte aspirando a retos más importantes. ¡Llegarás



Escrito por Aebox