AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Adan Silvera perdió a los puntos ante Rui Manuel Pavanito anoche en Portugal en combate muy ajustado y de alternativas. En juego el título Latino Supermedio del Consejo, con el canario demostrando una excelente forma física pues no dejó de desplazarse, quitarse manos y boxear hacia atrás.

Si hubiera que explicar el porqué de la derrota veríamos dos fases en el combate, una primera con ventaja para el portugués y una segunda con Silvera yendo hacia delante y conectando sus mejores manos. Sin olvidarnos de que esa diferencia en la primera parte le valió el triunfo posteriormente a Rui Manuel.

Curiosamente, y es opinión personal, cuando Adan llevaba la iniciativa y atacaba desde el centro del ring, el portugués no sacaba manos con tanta regularidad. Pavanito se siente cómodo si lleva la iniciativa con el uno dos, el ataca al recortarte la distancia pero lo que provocaba era que el español sacase manos para errar y así el contragolpear. Cuando esto no pasaba su boxeo no brillaba.

Por el contrario, el español hizo un boxeo hacia atrás muy laborioso sacando más manos en el clinch y cuando retrocedía, tiraba series que puntuaban. Sin embargo, eso empezó a pasar a partir de la segunda mitad. Aunque hay que reconocer que en los asalto cuarto y quinto el español equilibró la balanza, dejando su mejor boxeo para los cuatro últimos asaltos.

En el octavo, nos encantó Silvera conectando las manos más claras. Pero a veces ocurre, en el deporte que más nos gusta, que el que retrocede conectando manos no es tan valorado como el que va hacia delante. Y más si este es el púgil local.

No quitamos méritos al púgil canario pero fuera de casa hay que desbordar al rival para dejarlo claro a los jueces. Y eso no siempre pasó en todos los asaltos, solo a partir del octavo, con Pavanito más cansado, vimos a Silvera jugársela y decidido. Está claro que Rui Manuel era peligroso en el clinch y en las cuerdas pero no llevaba bien eso de ceder la iniciativa pues su boxeo no es hacia atrás.

Silvera sale reforzado y se merece una revancha de un combate muy parejo que de haber durado doce asaltos hubiese sido suyo. Excelente preparación y muy valiente en los tres últimos asaltos.

Por su parte, Rui Pavanito dejo una imagen más agresiva y con un boxeo menos escurridizo. Se le vio que creía en su plan de ataque y su pegada. Se le vio codicioso y cuando conseguía conectar después apretaba de inmediato y sin pensárselo.

Finalmente las puntuaciones (95 a 96, 96 a 94 y 97 a 96) hablan de la igualdad de la contienda y de lo necesario de una revancha.

FullSizeRender (60)

Escrito por Aebox