AEBOX/Gonzalo Campos/ — Cuando hablamos de personajes particulares, gente peculiar, única, amiga de sus amigos y comprometida, podríamos estar hablando de Javi Garcia Roche.  Javi peleó anoche en el Palau Vall D´Hebron de Barcelona, en una de esas noches que por la falta de enjundia de su rival y por no estar organizada por el mago de su protector Gallego Prada, no tuvo la repercusión que se espera de una pelea de Roche.

Javi Garcia Roche perdió su combate de anoche en una decisión dividida ante el nicaragüense residente en Barcelona,  Miguel Aguilar, boxeador con un discreto récord pero con unas enormes ganas de disfrutar de su soñada noche.

Aunque la mayor parte del publico no lo sepa, Javi hizo una de las cosas que nunca deben hacerse en boxeo. Subió al ring muy mermado por una infección intestinal sufrida hace muy poco y con conflictos personales, ademas de muchos problemas en sus codos que arrastra desde hace algún tiempo y que no le permiten entrenar con normalidad debido a los dolores.

El combate fue de los de Roche. Dispuesto siempre  a tomar el centro del ring y a asumir tanto castigo como le lancen, porque Javi no pasa ni una mano. Asume todo el castigo que le llega y pega y cobra como siempre hasta llegar al final exhausto pendiente de una preparación física en este caso escasa.

Bien Miguel Aguilar, boxeando a la contra  con mas argumentos que su oponente y complicando la existencia de un Roche que no encontró su combate en ningún momento y que por hacer un favor al promotor, participo en una velada que no era la suya.

Al final los jueces dieron ganador a Aguilar, el arbitro levantó el brazo de Roche y el mismo publico que idolatra a Javi en cada combate, imploraba justicia en contra del Rey Chatarra. Que fina es la linea que divide el éxito del fracaso y que cruel es ver como los mismos que te adoraban ayer, hoy te silban y piden la victoria de tu rival.

La grandeza de Roche no esta sujeta a resultados porque Javi es un tipo muy grande, gane o pierda. Porque Javi es un luchador de esos que nunca caducan  y que en su próxima pelea volverá a tener el calor de su publico y las mismas ganas de agradar que porta en su ADN.  Enhorabuena a Miguel Aguilar por su victoria y animo al Rey Chatarrero por ser como es. Un grande.

Escrito por Aebox