Euskobox/ — Dejó el boxeo por “temas familiares y de trabajo, era imposible compaginar todo en ese momento y me faltaba motivación”, explica Unai Atxabal. Por eso se bajó de un ring el 22 de julio de 2011, en el Polideportivo de San Ignacio (Bilbao) y no volvió a subir a una tarima brava nunca más a pesar de acumular un récord impoluto de 5 victorias en otros tantos combates.

Ahora, la motivación ha vuelto, el momento personal es otro, y Unai Atxabal pisará de nuevo un ring el próximo 25 de abril en el Polideportivo de Fadura (Getxo). “El boxeo es mi pasión y mi droga personal. El cuerpo me lo pedía”, añade este deportista que a pesar de no haber competido durante casi cuatro años, permanece en el peso. “Gracias a Dios podré dar el pluma (126 libras; 57,152 kilos) o el superpluma (130 libras; 58,967 kilos), lo que me abre alguna posibilidad más a la hora cuadrar combates”, señala. Dos límites interesantes para un deportista de 174 centímetros de estatura.

Más maduro mentalmente y más fuerte físicamenteAtxabal no vuelve al boxeo profesional para

Atxabal no vuelve al boxeo profesional para “matar el gusanillo” si no para “ir a por todas”.

Se define como “boxeador técnico, al que tampoco le importa ir al intercambio. Pero me considero más un púgil de larga distancia. Retorno a los 29 años, mentalmente maduro, algo que resulta también muy importante, y con más experiencia vital. En los entrenamientos me encuentro mejor que nunca, incluso más fuerte que 2011″.

Deja claro que no se ha planteado el regreso al circuito profesional por “matar el gusanillo”. Irá “a por todas. Mi objetivo ahora es Fadura el 25 de abril; durante los siguientes 12 meses quiero realizar algún combate más y, si es posible, preparar un campeonato de España”. Cuatro o cinco victorias añadidas a su actual récord podrían situar a Atxabal entre los candidatos a los cinturones. Pero insiste en el combate del 25 de abril y en que lo prioritario es recuperar las sensaciones.

Sobre la situación del boxeo profesional vasco apunta que  “Jon Fernández es un púgil muy fuerte y con mucha envergadura para el superpluma que parece que ha nacido con el libro de boxeo debajo del brazo, un crack.Y de Andoni Gago, Nacho Mendoza o Kerman Lejarraga y Artem Sukhanov qué puedo decir: sobre Gago ya ha visto todo el mundo que corazón y coraje mas grandes no los hay en España; Kerman ha nacido con el martillo; y lo de Nacho son muchos años a un nivel muy alto internacional y nacional; Artem, pura proyección. Todos son increíbles boxeadores y mejores personas”.

Ahora, Unai Atxabal “espera que todo salga como trabajamos y entrenamos”. Un interesante retorno para el boxeo vizcaíno el de este profesional invicto y con 29 años

Escrito por aebox