EUSKOBOX/ — Antonio Benítez pide paso. El peso medio natural de Marbella sumó su sexta victoria como boxeador profesional el pasado viernes 10 de julio en otros tantos combates profesionales que ha disputado desde su debut en hace poco más de dos años. Solo un par de lesiones han podido ralentizar la progresión en el ranking nacional de un boxeador que en breve volverá a subir de nuevo al ring, y esta vez para medirse en un pleito a seis asaltos. “La continuidad me hace acumular entrenamiento y ganar confianza y ritmo”, explica el de la Costa del Sol.

11745498_844929592251890_8013818042418540895_nAntonio Benítez, antes, después y durante el combate del pasado viernes ante Isco Durán en el Casino Torrequebrada

Benítez y Durán clavaron el guarismo pactado en el pesaje del jueves: 73,00 kilos. Se habían enfrentado en dos ocasiones con anterioridad, ambas en el campo amateur y el historial mostraba tablas. En un combate celebrado en Sevilla los jueves decantaron la victoria a favor de Durán; en otro cruce que tuvo lugar en el contexto de los campeonatos de Andalucía el veredicto fue favorable a Benítez.

Corte en la ceja derecha

El sevillano, muy fuerte y musculoso, debía superar su menor estatura y alcance. Por ese motivo, el rincón de Benítez apostó por el mayor alcance del marbellí así como por su técnica y talento. El de la Costa del Sol, muy tranquilo y seguro de sus opciones, aplicó la receta a la perfección: recto de izquierda por delante, uno-dos, pasito atrás y el recto de derecha.

Los dos primeros asaltos transcurrieron según el plan trabajado por Benítez. Un Isco Durán siempre fuera de su distancia intentaba llegar a su rival lanzando arreones y abalanzándose sobre un Benítez que los solventaba con pasos laterales y rectos de derecha.

En el tercer round Durán alcanzó con la cabeza a Benítez en uno de esas avalanchas abriéndole el arco superciliar derecho. El árbitro paró el pleito para avisar al médico. Tras la revisión, el marbellí fue a terminar el combate. Durante el resto del tercer capítulo y el cuarto Durán estuvo “flotando” en varias ocasiones y optó por cerrar la guardia para capear el temporal hasta la última campanada que sonó cuando ya estaba muy dañado.

Victoria clara, por decisión unánime, de Antonio Benítez, la sexta de seis, que precisó ocho puntos de sutura en su ceja derecha. El combate formó parte del cartel de la velada en la que Nelsón Dotel se proclamó nuevo campeón de España del peso wélter al ganar por KOT a Jorge Fortea.

Benítez vuelve al ring dentro de pocas semanas.

Escrito por aebox