AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Hoy a los 91 años el Maestro Alcántara se ha marchado para reencontrarse con los grandes del ring, de la poesía y la prosa española. Menuda tertulia habrá esta noche con todos los que residen en el Olimpo de las letras.

Me dicen que este último asalto no ha sido suyo debido a las consecuencias de un maldito refriado que se ha complicado. El Maestro Alcántara se ha ido y todavía uno no se hace a la idea pues a pesar de su estado delicado de salud siempre me preguntaba por cuando iba a ser el próximo gran combate tanto televisado como en vivo, como queriendo sacar fuerzas de flaqueza para disfrutar con alguna velada veraniega. Siempre soñaba con volver a escucharle hablar mientras detallaba con otros, los tiempos del Campo del Gas, el día que conoció a Ali y su maquinaria de marketing o las madrugadas que narraba por teléfono sus impresionantes crónicas de boxeo. Ahí residía la magia…escucharle con su memoria prodigiosa.

Alcántara no faltó nunca a su cita diaria, durante tres décadas, como articulista de actualidad. Analizar su columna era comprobar como el Maestro se preparaba intelectualmente cada día, él no vivía de las rentas pues sabía qué pasaba cada semana y a cada hora. Antes de cada combate diario se entrenaba devorando tres y cuatro periódicos, lo que habla de su riqueza intelectual, su actitud profesional y de su compromiso con la sociedad siendo aquel estilete que remueve la conciencia de quienes nos dirigen. Esa era su juventud, dardos literarios de quien no se limitó a ser mero observador de su tiempo.

Pero esto último no solo lo hizo en política, también alzó la voz en el boxeo cuando había que pronunciarse y denunciar ciertas actitudes o comportamientos. Y si veía a algún púgil dormirse en los laureles lo decía. Su talento a la hora de describir un combate, un ataque o lance inverosímil del asalto, le sitúan en el escalafón más alto de lo cronistas de boxeo.

Hoy en Aebox lloramos la muerte del Maestro Alcántara pero debemos estar alegres por su legado, por su filosofía de vida y por el tiempo que disfrutamos de su compañía. Gracias por todo y descansa en paz…Ahhhh y saluda a Ali!!!
.

Escrito por Aebox