AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — FranK Urquiaga perdió ante Anthony Crolla por decisión mayoritaria (95-95, 98-92, 97-93) pero a punto estuvo de amargar la fiesta de despedida al campeón británico. Es más creemos que pudo ser merecedor, sin pecar de chauvinistas, de un combate nulo o una derrota por un punto pero no lo que vio alguno de los árbitros.

El combate tuvo dos mitades, a nuestro juicio, con unos primeros cuatro o cinco asaltos iniciales de dominio de `La Ley´, quien unas veces liderando el ataque y otras a la contra tuvo mayor frecuencia de golpeo y efectividad. El de Gallego siempre lanzaba un golpe o dos de más en los intercambios. Parecía tenerlo medio interiorizado Urquiaga y en varios asaltos cuando se llegaba a la mitad del mismo, lanzaba una serie que equilibraba y decantaba el combate a su favor.

En torno al quinto apareció el cansancio del español, quien no le perdía la cara a Crolla pero reducía su intensidad y virulencia en el golpeo. El sexto, séptimo (igualado) y octavo episodios nos dejaron ver al británico más calmado y efectivo, utilizando las contras y los huecos para meter el upper y el golpe al cuerpo. Franky tiraba pero había menos brío y fuerza en su ataque. Iba hacia delante pero ya faltaba ese golpecito de más en la corta mientras Crolla punteaba con el Jab al irse de la distancia.

En el noveno y último, Urquiaga recuperó las ganas y la codicia., hubo manos duras pero el boxeo más asentado a la contra y certero del británico daba la sensación de que Crolla estaba ahora más freco… Urquiaga se iba hacia el rival y un par de veces se quedó fuera de distancia, acentuando la imagen de cansancio. Aun así lo dio todo La Ley Urquiaga buscando el cuerpo a cuerpo en las cuerdas para decantar en el tramo final. Sonó la campana pero apena hubo aludo, había que levantar a uno y otro para transmitir confianza.

Al final Franky perdió pero dejo claro que es muy peligroso, que no se agobia por pelear fuera y que le van los retos…A escala europea su imagen sale muy reforzada.

Ni un `pero´ que objetar porque no falló la estrategia ni las ganas creemos… falto un poco más de gasolina que apagó en el último tercio del duelo el brillo y el ímpetu inicial.

Escrito por Aebox