AEBOX/Gonzalo Campos/ — Volvió a ocurrir y posiblemente esta sea la ultima. Gabriel Campillo ha perdido por K.O. en el primer minuto del asalto inicial contra el estadounidense Marcus Browne, en su pelea disputada en el Foxwoods Resort, Mashantucket, Connecticut, y con esta derrota pierde toda opción de situarse de nuevo en la parte alta de las listas que dan pasaporte a los grandes combates.

La pelea comenzó con el americano apretando desde la campana y con el nuestro viendo lo que se le venia encima sin una gota de gasolina que quemar. Tras una serie de dos manos que llegan claras al rostro, Campillo puso rodilla en tierra, y tras escuchar la cuenta de protección e iniciarse de nuevo la pelea, una mano a la zona dorsal derecha y otra a la abdominal, dan con el nuestro en la lona y ahí se acaba todo. La pelea se había perdido, pero no hoy,  se perdió ayer en el pesaje y hoy solo hemos visto el fiel reflejo del estado en que se encontraba ayer Gabri al subir a la bascula, completamente deshidratado y físicamente muerto, según nos comenta su entrenador Antonio Gonzalez Matias.

Gabriel ha sufrido como nunca para dar el peso y es que tras pesarse ayer a las nueve de la noche, ha subido a pelear hoy a la una de la tarde. Con esto no pretendo culpar a nadie de esta derrota, simplemente contar lo ocurrido para que toda la afición conozca todos y cada uno de los capítulos de esta historia, porque para eso estamos, para informar.

Ahora, lo mas fácil seria decir que Campillo ha perdido el hambre y debe retirarse, o que está acabado y debe dejarlo  para no engordar la carrera de otros, pero en primer lugar, esto es boxeo y Gabri no seria el primero en servir de trampolín a otros, y en segundo lugar, ni siquiera me siento capacitado para decir si Campillo debe retirarse o no porque no olvidemos que estamos hablando de uno de los boxeadores mas grandes de la historia de nuestro deporte.

Una vez en el hotel tras la pelea, Campillo ha decidido ir a dar un paseo en soledad, y conociendo la capacidad intelectual de Gabri, se que está pasando un muy mal momento y  estoy seguro de que cualquier decisión que tome, será lo mejor para el y para su salud. Gabriel Campillo ya está por derecho propio en lo mas alto de nuestro deporte y su nombre será siempre referencia aunque pasen los años, porque es uno de los pocos españoles que han llegado a la cima de nuestro deporte.

Desde estas paginas solo nos queda decirle, que haga lo que haga vamos a continuar apoyándole, porque personas como él, no es precisamente lo que sobran en nuestro deporte. Grande Campillo.

Escrito por aebox