AEBOX/Gonzalo Campos/ — El estadounidense Gary Russell vivió su noche mágica en  Las Vegas tras imponerse al mexicano Jhonny Gonzalez al que apaleó durante cuatro asaltos hasta que obligó al arbitro a detener la pelea, por el título pluma del Consejo Mundial de Boxeo.

Se cumplieron los pronósticos y la rapidez de Russell hizo estragos desde el principio en la defensa de un sorprendido Jhonny Gonzalez que en ninguna fase de la pelea encontró la manera de penetrar en la zurda guardia de su oponente.

Desde el inicio, el estadounidense salió para adueñarse del centro del ring con el jab de derecha por delante ante un sorprendido Gonzalez que no debió trabajar mucho con zurdos pues en ningún momento se encontró cómodo en la pelea.  El segundo, fue mas de lo mismo, con Jhonny intentando penetrar en la guardia de Russell pero cada vez mas consciente de que su velocidad no le daba para ganar la pelea.

En el tercero, Gonzalez salió a jugarse todas sus cartas, pero la insultante diferencia entre ambos se hizo latente y el estadounidense colocó una izquierda precisa que dio con los huesos de Gonzalez en la lona, que logró capear el temporal gracias a la proximidad de la campana.

En el cuarto asalto, Gary salió en busca de la gloria dispuesto a terminar con un Gonzalez que no recuperado del asalto  anterior se vio barrido por un oponente rápido y preciso, que no estaba dispuesto a permitir la recuperación de su oponente. Una izquierda certera puso en el suelo de nuevo a Gonzalez que a duras penas se levantó y tras una nueva serie de Russell, cayó de nuevo a la lona y dio argumentos al arbitro para  detener la pelea.

A la segunda fue la vencida y tras el fiasco de su pelea con Lomachenko, Gary Russel se proclama Campeón del mundo de peso pluma a costa de un Jhonny Gonzalez que no encontró en ningún momento la forma de frenar a un Gary Russell muy superior.

 

Escrito por Aebox