AEBOX/Gonzalo Campos/ — Extraordinaria pelea la que han protagonizado esta noche en Monaco Gennady Golovkin y Martin Murray. Desde que se anunciara se hablaba de un rival distinto para GGG, que no le iba a permitir maltratarlo como si de un niño se tratara. Golovkin declaró desde el principio que Martin Murray era un rival grande y muy fuerte, y sabia que no le iba a resultar fácil.

Librados himnos y presentaciones, salió un Martin Murray muy metido en la pelea hasta el punto de ganar en mi opinión, los dos primeros asaltos aunque por muy poco. Gennady Golovkin parece conocer el final de todas las películas y camina sin alterarse convencido de su poder y de que tanto va el cántaro a la fuente hasta que se termina rompiendo.

En el tercer asalto Murray salió con las mismas ganas pero ya Golovkin metió varias manos duras indicando que buscaba el comienzo de su demolición y con algunos golpes poderosos empezó a marcar la cara de Murray.

En el cuarto, comienza la cacería de GGG, que se empeña en cortar el aire de Murray con terribles manos al cuerpo con la misma sensación de siempre. «Gennady puede noquearte con cualquier golpe».  Por fin el kazajo llega con una mano abajo de las de efecto retardado que da en la lona con Murray, que vuelve a caer a los pocos segundos de nuevo roto  y que es salvado por la campana de manera milagrosa y por una equivocación del arbitro que le regala los cinco segundos necesarios para salir vivo.

En el quinto asalto el rostro del británico ya nos habla del castigo que esta recibiendo, y con un Gennady frente a el tirando manos desde todos los ángulos, intentando cortarle las salidas y haciéndole sufrir lo indecible por continuar sobre el ring.

El sexto asalto es mas de lo mismo. Golovkin persiguiendo a Murray y este mermado de moral se sabe ya una presa del kazajo que parece empezar a romper a sudar. Impresionante Golovkin por su poder con la sombra del ko como un aura que le acompaña en cada golpe.

En el septimo, octavo y noveno asalto, Murray tira de raza para aguantar el chaparron de golpes que le estaba cayendo aunque con la marcha atrás permanente para minimizar riesgos y un Golovkin que a esas alturas ya le había perdido el poco respeto que le tenia y que incluso se dejaba pegar a sabiendas de que el poder del ingles era poco o ningún riesgo para el.

En el decimo asalto ya podemos ver a un Murray muy castigado y al de Astaná buscando cualquiera de sus manos para terminar la pelea. Solo la preparación de Mártin le ha podido llevar a estas alturas de la pelea donde un crochet del kazajo da con sus huesos sobre la lona, aunque de nuevo el reloj juega a su favor y le salva de la derrota que ya solo es cuestión de tiempo.

En el undecimo asalto Golovkin a lo suyo y Murray con la marcha atras soñando con el final a los puntos, pero una terrible derecha de Gennady en una esquina  hace apiadarse al arbitro que detiene la pelea por inferioridad y declara vencedor a Golovkin que a esas alturas ya dominaba las cartulinas por todos los puntos del mundo.

Excelente muestra de valor de Martin Murray que en ningún momento tuvo posibilidades pero que se batió  como un increíble luchador que es y para orgullo de sus compatriotas y seguidores, aunque estas son las peleas que pasan factura. Mucho, demasiado castigo el que ha recibido esta noche el británico, de un Golovkin que al terminar la pelea no tenia ni una marca del combate en su rostro.

Impresionante el poder de Gennady Golovkin, que esta noche podría haber continuado y haber noqueado a Cotto y a Canelo en esta misma velada. No quiero pensar lo que estará pasando por la cabeza de Cotto sabiendo que es el siguiente y que visto el poder de encaje y de pegada del kazajo no creo que pase del quinto asalto.

Esto es boxeo y aquí hemos visto caer a los mas grandes, pero humildemente pienso que hoy por hoy no hay nadie no que le gane a Golovkin sino ni siquiera que le inquiete.

Escrito por Aebox