AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Hoy Ruddy Encarnacion se vuelve a subir a un ring y como quien tiene fe ciega en sus posibilidades no ha dudado en marchar a Belfast para medirse a Marco McCullough (20V-4D) en su casa. Eso de los localismos para no preocupar a un “Lobo Negro” que confía en su experiencia y solidez física. En eso y en el pensamiento de que su rival no aguantará sus embestidas.

Como siempre, y es algo que no podemos obviar cuando un boxeador de los nuestros boxea fuera, es el hecho de intentar desbordar a un rival que boxea en casa y al que una hipotética igualdad le puede beneficiar de cara a los jueces. Pero confiamos en la experiencia de Ruddy, quien supera a su rival en trayectoria y en peligrosidad y calidad de sus rivales.

En cuanto al título que hay en juego, el Internacional de la IBO, hay que decir que es un título intermedio que debe proporcionar una buena bolsa y seguir estando en la élite europea.

En el pesaje celebrado ayer Ruddy marcó 58,500 kg y por 59 kilos de su rival. El duelo del púgil de Urbina es el combate de semifondo de una velada compuesta, a priori, de once combates profesionales.

banner_fuerastockFACEBOOK

Escrito por Aebox