AEBOX/Gonzalo Campos/ — Ibon Larrinaga superó con nota su paso por el Madison Square Garden, aun perdiendo a los puntos frente al medallista olímpico y ex campeón mundial amateur Michael Conlan, que se hizo con la pelea por todos los puntos, pero no pudo doblegar a un escurridizo Larrinaga que supo sobrevivir y dejar un ojo tocado a un boxeador que está llamado a grandes logros.

Desde el inicio ya se podía ver cual era la estrategia de cada uno de los boxeadores, y es que Conlan salió a por todas, frente a un Larri que en ningún momento presentó un blanco fijo a su rival, combinando la izquierda con constantes desplazamientos, y trabándose cuando la situación lo requería.

Los asaltos fueron un calco el uno del otro, con Michael Conlan persiguiendo a Ibon Larrinaga, y con éste ultimo montado en sus patines y evitando un choque que solo le perjudicaba a él, que sin exponer absolutamente nada, esperó durante los ocho asaltos, ese golpe de suerte que a veces se presenta en forma de corte, de impacto definitivo, o con motivo de una inflamación.

Los tres jueces dieron ganador a Conlan todos los asaltos, ofreciendo unas cartulinas de 80-72, que conformaban a ambos deportistas que anoche no perseguían los mismos objetivos.

Para entender la pelea entre Michael Conlan e Ibon Larrinaga, hay que tener muy en cuenta las intenciones de la promotora Mgz, y las del propio boxeador vasco. Ibon dijo si a pelear en el Madison, sin ni siquiera valorar la dificultad que suponía el rival, pues asumió desde ese instante que quizá no volviera a presentarse la oportunidad de pelear en el mas importante escenario del boxeo mundial, el Madison Square Garden de New York. Larri nadó y guardó la ropa ante un rival muy superior, que juega en otra liga, y cuya derrota a los puntos cae en el casillero de Ibon, como un logro que se valorará con el tiempo.

Ahora toca centrarse en el concierto nacional donde el objetivo de Ibon Larrinaga es el campeonato de España del peso pluma.

FullSizeRender (60)

Escrito por aebox