AEBOX/Nacho Gutiérrez / — El púgil georgiano, residente en Barcelona, Irakli Kurasbediani no pudo hacerse anoche con la victoria frente al francés Bastien Ballesta (16V-0D-1N) en el combate disputado en la localidad francesa de Boujan-sur-Libron, Languedoc-Rosellón.

El combate que hizo Irakli fue sensacional ante un Ballesta que tuvo que emplearse a fondo para hacerse con la victoria, algo que quizás no mereció plenamente. De nuevo el hecho de pelear fuera pesó en el veredicto.
Fueron diez asaltos de tú a tú, en los que los primeros episodios estuvieron marcados por una ligera ventaja para Ballesta. Después el trabajo al cuerpo de Irakli tuvo su recompensa al fijar y cortarle las salidas a su rival, que hasta entonces se marchaba bien de piernas.

Ballesta estuvo tocado un par de veces a lo largo del combate. En el ultimo asalto fue un intercambio continuo de golpes con los dos boxeadores dándolo todo, sabiendo Ballesta que iba muy justo a los puntos y de ahí que también se la jugara.

Finalmente Ballesta se proclamó campeón Mediterráneo de la IBO, un título que permite rodarse a estos boxeadores y de paso ranquearlos de cara a otros organismos al poder disputar diez asaltos. Sin olvidarnos, del aliciente económico que supone para los púgiles que lo disputan.

A pesar de la derrota Irakli salio reforzado al demostrar saber sacar su mejor boxeo en casa de su rival y sin presionarse. Estaremos pendientes a la carrera del boxeador residente en Barcelona.

FullSizeRender (60)

Escrito por Aebox