AEBOX/Gonzalo Campos/La madrileña Joana Pastrana venció anoche por ko, en el séptimo asalto a la ex-campeona mundial tailandesa Sriporn Thaweesuk, revalidando su titulo de campeona mundial IBF de peso mínimo, ante el escaso publico que se dio cita anoche en el pabellón José Caballero de Alcobendas.

Lo indicábamos en la previa y no estábamos muy lejos de lo que después ocurriría sobre el cuadrilátero. Joana Pastrana inició la pelea y ya en el primer asalto acertó a la tailandesa con un recto de derecha que la derribó.

Desde los inicios del segundo, Siriporn hacía gestos de tener molestias en el hombro derecho. Pastrana compuso un boxeo de ataque ordenado en el que dejaba una y otra vez descompuesta a su rival a la que volvió a tirar en el segundo.

Tercero, cuarto, quinto y sexto asalto, fueron un verdadero tormento para Siriporn, que con muchos menos argumentos técnicos que Pastrana y con su hombro maltrecho, recibió una autentica paliza y mostró un respetable nivel de encaje. Joana se gustaba y apretaba a la tailandesa, que al termino del sexto asalto ya se veía muy afectada por los golpes.

Una contundente derecha a la contra fulminaba a Siriporn en el séptimo y convertía a Joana Pastrana en la primera española en revalidar un titulo de campeona Mundial.

Brillante pelea de Joana Pastrana que anoche regaló a los aficionados una clase magistral de boxeo ante una ex-campeona mundial que de no haberse lesionado hubiera perdido de la misma manera a tenor de la diferencia de clase exhibida por ambas boxeadoras.

Angel Moreno vs Cristian Narvaez

Ángel Moreno continúa a la espera de su oportunidad europea y anoche se deshizo sin contemplaciones del nicaragüense Cristian Narvaez.

Moreno lució magnifico de forma y entregó al publico ese boxeo de salidas laterales, esquivas y golpes imposibles que caracterizan al campeón madrileño. 60-54, 60-54, y 59-55, fueron las puntuaciones que arrojaron las cartulinas de los jueces al termino de la pelea.

La promotora Guantes de Lobo volvía a poner toda la carne en el asador con un titulo mundial en Madrid, pero solo unos setecientos aficionados respondieron a la llamada de una velada única. El aficionado madrileño no está haciendo justicia a un promotor, Alvaro Gil-Casares, que está haciendo historia para el boxeo español.

banner_fuerastockFACEBOOK

Escrito por aebox