El campeón del título superpluma de España John Carter tiene pleno convencimiento de que el combate que tiene que disputar el próximo sábado ante Víctor Bonet lo «ganará el mejor» porque previamente discurrirá por los cauces de la «normalidad». Entre los aficionados granadinos al boxeo aún escuece que en noviembre de 2017 el púgil local Felipe Castro no pudiera arrebatar en Madrid el cinturón de los supergallos a Álvaro Rodríguez ‘Ardy’ tras controvertidas decisiones arbitrales y existe el temor que en Ibiza Carter pueda padecer un atropello similar.

«Es verdad que en Granada duele todavía lo que pasó con Castro. Pero estoy completamente convencido de que los árbitros de mi combate serán muy profesionales. Sólo levantarán la mano a quien lo merezca. Ni tratarán de favorecer a nadie. Ellos también querrán estar a la altura, como los boxeadores. Y cuajar también una buena actuación aprovechando que el combate posiblemente va a ser ofrecido por la página web de un medio nacional y así lo verá toda España», comentó Carter siendo consciente de que enfrente tendrá un rival muy peligroso.

«Víctor Bonet se ha ganado la condición de aspirante por méritos propios. Es un boxeador muy técnico que seguramente me lo va a poner muy difícil», añadió Carter, quién no sabe pronosticar el tipo de combate que se verá. «En la teoría Bonet saldrá a la contra esperando mi fallo. Pero pelea ante su afición y quizás quiera dar el paso adelante para no defraudar a nadie. Eso es quizás lo que me venga mejor a mí».

En este sentido, Carter indicó que » buena parte de los últimos entrenamientos los he dedicado a estudiar a Bonet. Pero tampoco hemos puesto mucho énfasis en eso. Primero porque ya lo conocemos de sobra. Y después porque seguro que algo cambiará en su forma de boxear. Yo he preparado también algunos cambios porque no siempre puedes pelear igual, te conviertes en previsible. Quiero seguir creciendo como boxeador y he estado ensayando nuevos recursos, nuevas estrategias. Y puedo decir que por esto me siento muy contento. En el combate se podrán ver todos estos cambios», avanza.

Paralelamente, Carter no quiso realizar vaticinios sobre lo que ocurrirá. «No respondo al cliché de boxeador fanfarrón porque no me gusta vender la piel del oso antes de cazarla. En teoría soy yo el favorito porque yo soy el campeón. Pero Bonet es muy buen boxeador. Y luego cuenta a su favor con el hecho de que peleará ante su gente. Sentir el apoyo del público es muy importante para un boxeador, porque cuando estás flaqueando te levanta. Y eso es una gran baza que no voy a tener yo. En Ibiza nunca han organizado un campeonato de España y seguro que se crea un ambiente muy hostil para mi. Bonet no querrá marcharse a casa pensado que ha defraudado a todos los que comprarán la entrada por verle ganar. Y eso le puede dar alas».

Finalmente, Carter dice que “se podría decir que sí” se encuentra recuperado de la dismorfia septal que condicionó su preparación a finales de enero. “No me encuentro aún al 100 por 100 pero confío en llegar a punto al combate. Me he entrenado muy cuidadosamente aunque no he podido fallar en la carpintería familiar en la que trabajo porque mi padre me necesita”.

Escrito por Aebox