AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Este sábado en Cardiff los pesos pesados buscan consolidar o encontrar a un nuevo rey de la categoría reina. Puede parecer una aseveración barata y facilona pero al aficionado de toda la vida no sabemos sí podremos embaucarlo con aquello de un combate para la historia.
Es un paso, a nuestro juicio, para consolidar la historia de los pesos pesados pero no sabemos, perdón por la duda, si el combate se quedará grabado en la retina del aficionado.

Está claro que para la historia quedará, sobre todo para aquello del “Box Data”, por cuanto hacía tiempo que no había una reunificación de títulos. Si mal no creemos, nos tenemos que remontar al Klitschko vs Haye y al Evander Holyfield vs Lewis para hablar de unificación, y esta noche ese es uno de los alicientes. El otro es que es un duelo de invictos, lo que podría presuponer que saldrán creyendo en su poderío y su porcentaje de nocauts. Pero perdónennos que lo dudemos pues nos han dado elevados síntomas de ser muy fríos.

No creemos que salgan a noquear desde el primer segundo. Olvídense del espíritu de Mike Tyson. Si Joshua no lo hizo ante Takam, no creo que se la juegue ante Parker. Ojala me equivoque por el bien del espectáculo.
Todo apunta a que el nocaut llegará como consecuencia de un trabajo intenso o un descuido, pero para que se produzca uno de los dos debe dar síntomas de estar “sentido” o muy cansado. Sólo así puede aparecer el instinto felino que sí parece atesorar, en mayor medida, Wilder.

El inglés posee las coronas de la WBA e IBF, mientras que el neozelandés tiene el título de la WBO. El inglés ha pedido que apuesten por él y por su triunfo por nocaut. De reojo mira Parker como aquel que confía en los síntomas de debilidad de la mandíbula del británico. A eso se aferran los adversarios y los críticos a los que no termina de convencer Joshua. Lo tiene todo, pegada, envergadura, técnica y ¿encaje?… lo queremos ver en igualdad de condiciones ante un rival sin complejos y con descaro.

Sin ser agoreros, Joshua (20-0, 20 KO) es el claro favorito para público y apuestas pero de Parker (24-0, 18 KO) no hay que fiarse porque quiere armar el “lio” en el Millenium Stadium de Cardif. Está convencido de dar la sorpresa. La respuesta esta noche

FullSizeRender (60)

Escrito por Aebox