AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Varios días después de su triunfo ante Danila Ramos, la nueva Campeona Mundial Interina superpluma (WBC) Katharina Thanderz nos comenta cómo vivió el intenso combate que finalmente se llevó a los puntos en una batalla aguerrida y trabajada desde principio a fin en el Ekeberg Hall: “Aún no he podido dormir mucho por la adrenalina… Así que hoy estoy muerta y creo que me voy a desmayar en la cama jejeje”.

La púgil noruega residente en la Comunidad valenciana admite que fue un duelo muy igualado que, a su juicio, se decantó de su lado por detalles como la precisión: “La pelea fue muy dura, sí. Mi rival fue una muy buena rival, de las que te hacen crecer, y venía con hambre de victoria. Creo que fue una pelea ajustada, donde vencí justamente por un par de asaltos arriba. La diferencia, desde mi punto de vista, es que yo conecté los golpes más claros y potentes. Ella por otro lado, lanzó más número de golpes, pero muchos daban en mi guardia”.

Hasta el final del combate parecía que quedaba mucho que sufrir, ninguna iba a regalar nada a la otra. Tres minutos finales en los que una valiente Thanderz tuvo que lidiar con una herida en la sien por la que sangraba: “Con el corte simplemente pensé que era el último asalto. Y me daba igual tener la cara llena de sangre…Sólo pensaba en ganar”.

Una batalla difícil y complicada pero cuyo esfuerzo ha merecido la pena. Toca descansar y pensar en el título absoluto en poder de Eva Wahlström. A primero de año podría darse el ansiado duelo.

Escrito por Aebox