AEBOX/Gonzalo Campos/Foto:Javier Alonso/ — La madrileña Joana Pastrana no pudo anoche con la aspirante costarricense Yokasta Valle, perdiendo el campeonato mundial IBF de peso mínimo que se ponía en juego en una absolutamente vacía Plaza de Toros de Puerto Banús, en Marbella.

Joana Pastrana tenía anoche la pelea mas importante de su carrera, y es que frente a ella estaba la aspirante costarricense Yokasta Valle, campeona centroamericana amateur y con una muy buena trayectoria profesional (17-2-8ko) con solo dos derrotas ambas con titulo mundial en juego.

La pelea dio comienzo con la costarricense haciéndose con el centro del ring, componiendo un boxeo con la izquierda por delante, las manos bien arriba, la barbilla cosida al esternón, constantes desplazamientos de piernas y un elevado ritmo de golpeo para no dejar pensar a su rival. Yokasta sorprendió a la campeona con un boxeo sin florituras, quitándose la izquierda palmeando con la derecha y mandando en el ritmo, en la velocidad y en la cantidad de golpes conectados en tres primeros asaltos en los que mandó la costarricense.

El cuarto nos trajo mas de lo mismo, con Joana tratando de fiar todo a un golpe y sacando muy pocas manos, mientras la “tica” no dejaba de sacar trabajo con sus manos rectas e imprimiendo un ritmo que se le seguía atragantando a la madrileña.

En el quinto y el sexto Joana trató de trabajar un poco mas con el jab de izquierda, que sin duda dio sus frutos, pero en el momento en que se paraba a intercambiar golpes con la aspirante se veía mas contundente y certera a Yokasta que sacaba constante ventaja del intercambio.

El séptimo comenzó con la aspirante al ataque, que llegando con una buena derecha recta desactivó de nuevo el boxeo de Joana que no conseguía descifrar a la de Costa Rica que se apuntó el asalto.

Los tres últimos asaltos fueron la confirmación de que Yokasta venía a por el cinturón aunque nadie la creyera. Con su barbilla pegada al esternón como principal arma, la costarricense frustraba los jab de Joana y no dejaba de sacar ventaja en la larga distancia pese a tener menos envergadura que la madrileña, sacando muchas mas manos que Joana y disponiendo de un poco mas de velocidad en los asaltos finales, lo que le valió el favor de los jueces que puntuaron una decisión dividida que dejó colgado al juez español Jose Ignacio Martínez Antunez, que de manera desacertada vio ganadora a Joana, 96-94, aunque los otros dos jueces, el belga Jean-Pierre Van Imschoot y el alemán Holger Wiemann dieron ganadora a Yokasta Valle con unas cartulinas idénticas de 97-93, puntuación que sin duda se ajustó mucho mas a lo que realmente pudimos ver sobre el ring.

La retransmisión televisiva
Escuchando los comentarios de Gol Tv, y viendo al mismo tiempo la pelea, daba la impresión de que o bien los comentaristas estaban viendo otro combate o directamente estaban tomando el pelo a toda la afición española con una narración partidista y de autentica ciencia ficción absolutamente empeñada en no reconocer la superioridad de la boxeadora de Costa Rica durante todo el combate. Nos queda tanto que aprender de los americanos…

Las otras peleas de la noche
En un resto de cartel muy deficiente, el rumano afincado en Marbella Ion Costin, venció a los puntos al nicaragüense Edwin Tellez, en una pelea con muy poca historia en la que el rumano mandó de principio a fin.

El ex-campeón de Europa gallo, Ryan Farrag, venció también a los puntos sin apuros al nicaragüense Elvis Guillen en otra pelea sin ningún tipo de atractivo debido al escaso nivel del rival.

La rusa Ana Levina venció por ko, a la letona Viktorija Simonova que tras dos derechas potentes se inventó un mareo y se tiró a la lona en el cuarto asalto. No es comprensible que el supervisor de la federación andaluza permitiera a la letona disputar un combate profesional sin ningún tipo de protección ni pectoral ni ventral, y ataviada con unas mayas de running y unas zapatillas de deporte como único equipamiento.

La organización
Por muy campeonato mundial que sea el plato fuerte de la velada, éste debe ir acompañado de un cartel mucho mas atractivo y no cargado de jornaleros que vienen a no perder antes del limite para poder boxear de nuevo la semana que viene. La noche anterior la promotora MGZ, organizó un evento con boxeadores de la zona y presentó un espectáculo de primer nivel que consiguió llenar su recinto y encantar al publico, con un presupuesto infinitamente menor. El aficionado no es tonto.

Escrito por Aebox