AEBOX/Alberto Lazo/ — El Sábado Torrelavega vivía su día grande, volvía al ensogado el hijo predilecto de la ciudad y como de costumbre todos arroparon al joven que tantas alegrías les ha dado. Ante más de un millar de personas que esperaba ansiosa la llegada de la pelea estelar, llegó y de que manera, un Sergio Garcia pletórico lucia lo más importante para un boxeador “ilusión” en la mirada, las ganas nunca se van y es que Sergio ha estado mucho tiempo separado de lo que ama.

Se esperaba que la cosa fuese rápido y así fue, sin más preámbulo y sin contemplación, Garcia engatillo golpe tras golpe desde que sonó la campana, un Altamirano sobrepasado y vapuleado hinco la rodilla en el primero algo que hacia prever que el combate duraría poco. En el segundo el guion fue el mismo y golpe tras golpe García hizo que el arbitro interviniera e hiciera lo que se hace en estos casos proteger al boxeador. Altamirano de por si ya va perdido en su propio peso pero, ¿qué hizo que la pelea no durara más de dos asaltos?.

Aparte del ritmo del cantabro que fue indiscutible, lo que nos deja entrever es que estamos viendo como algunas promotoras hacen y deshacen a su gusto con la actual federación. Controles muy exhaustivos para unos y margenes de peso muy elevados para otros así como cosas muy raras de concebir como en este caso. Recordemos que Altamirano disputo hace solo unos meses el titulo de la IBF Mediterraneo ante Nicolás González estando en la báscula por debajo de 63,500 kg, peso superligero, y peleando este fin de semana en el peso medio.

Mi pregunta es la siguiente. ¿Qué hace un chico con doce kilos menos enfrente de un púgil como Sergio García?

¿Es esta federación más justa con unos que con otros? ¿Porque Luca Giacon tuvo que pasar por más de seis médicos y en cambio otros púgiles no se someten a ninguno o muy pocos?

En el otro combate de la noche reaparecía Ángel Moreno un púgil que debería de boxear fin de semana si y el siguiente también. Su oponente Jose Hernández otro nicaraguense con más derrotas que victorias, Golden Boy dió buena cuenta a sus oponentes Europeos y ganó a los puntos a un desdibujado Hernández que no supo encontrar a ese chico madrileño que enamora con su carisma y su Boxeo. Ángel da un paso más hacia lo que esta buscando, que no es otra cosa que una nueva oportunidad para disputar el titulo de Europa.

“Porque el Boxeo es vida, viva el box”

FullSizeRender (60)

Escrito por Aebox