AEBOX/ — Douglas (29-4-1) llegó hace un cuarto de siglo al Tokyo Dome en Japón como una víctima más. Era el invitado a la fiesta de Mike Tyson (37-0), el Campeón de peso Completo más joven en la historia. Estuvo ‘Buster’ abajo en las apuestas por 40-1 y se suponía que pronto debía dar cuenta de él al que muchos conocían como ‘El Hombre más malo del planeta’.Pero no fue así. Tyson no pudo noquear a Douglas y terminó noqueado al minuto con 22 segundos del décimo episodio.

Fue la primera derrota de ‘Iron Mike’, fue la noche grande de James Douglas y fue la sorpresa más grande de la historia.Días antes de la pelea, que se realizó por la mañana en Tokio para que pudiera pasar en horario estelar en América, ya mucho había dado de qué hablar una caída que Tyson había tenido durante una de sus sesiones de sparring.

La gente dudó si en realidad Mike había llegado bien preparado a la pelea, pero no creyeron que Douglas tuviera lo necesario para poder ganarle.Sonó la campana y como en toda hazaña, tuvo sus episodios de dramatismo. A Tyson se le vio fatigado desde los instantes iniciales de la pelea contra un Douglas atlético, veloz, moviendo bien la cintura y aguantando cuanto cañonazo salió de los puños de Mike.

Conforme avanzó la pelea, a Tyson se le inflamó el párpado izquierdo, le conectaron con solidez y la fanaticada comenzó a pensar en una mala noche de Mike, hasta que, con un uper portentoso, mandó a Douglas a la lona en el octavo.La tarea pareció estar lista, Mike había roto ya el acorazado de Douglas. Pero se combinaron algunos factores. Ni el corazón ni la fuerza de James se habían acabado, pero una larga cuenta del réferi mexicano Octavio Meyrán le dio oportunidad de recuperarse.

Meyrán le dio a Douglas la cuenta de 10 segundos en un total de 16 segundos y a Douglas le salvó la campana. Increíble.La pelea continuó y en el noveno, como si Tyson hubiera echado el resto instantes antes, Douglas se adueño de la fiesta. Le golpeó a placer y en el décimo bordó la hazaña.

Después de haberle conectado un uper telegrafiado metódicamente, ‘Buster’ le conectó una sólida combinación con la que lo mandó a la lona y ahí lo dejó, a Mike con el corazón roto, y a los millones de fanáticos en el mundo con la boca abierta. Fue hace 25 años, y si bien ha habido un buen número de sorpresas, ninguna como la de James ‘Buster’ Douglas destronando a Mike Tyson como Campeón de peso Completo avalado por el Consejo Mundial de Boxeo, Asociación Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo.

A Tyson le duró entonces el invicto por cuatro años, 11 meses y cinco días. a Douglas los títulos sólo 8 meses y 14 dias, pero la fama, toda la vida.

Escrito por Aebox