AEBOX/Por Alex Núñez & Lester Silva/ Fotos Lester Silva fdbplus.com/ Se acaba de anunciar que el invicto campeón mundial de peso pesado Deontay “The Bronze Bomber” Wilder defenderá su título contra el invicto contendiente Luis “The Real King Kong” Ortiz el sábado 3 de marzo en Brooklyn, Nueva York.
Ortiz-Wilder es un enfrentamiento largamente esperado de la división de peso pesado. Wilder regresa a Brooklyn por tercera vez después de haber anotado un sensacional nocaut en la primera ronda de Bermane Stiverne el 4 de noviembre de 2017 y anteriormente había lanzado un devastador nocaut sobre Artur Szpilka en enero de 2016.

En caso de que Wilder, de 32 años, salga victorioso, la pelea podría servir como la muy esperada pelea de unificación de peso pesado contra el inglés Anthony Joshua (20-0, 20 KOs), quien se ha convertido en la mayor estrella del deporte.

Ortiz (28-0, 24 KOs), un zurdo de 6’4 pies de altura y estrella amateur cubana, le dará al campeón Wilder (39-0, 38 KOs) su tan esperado desafío hasta la fecha. Ortiz no solo puede boxear, sino que también posee poder en su mano izquierda.

Originalmente, los dos boxeadores debían pelear en noviembre, pero el concurso se suspendió luego de que Ortiz dio positivo en una sustancia prohibida como parte de una prueba de drogas antes de la pelea, lo que llevó al Consejo Mundial de Boxeo a retirar su sanción de la pelea y conducir a el pugilista cubano siendo reemplazado por Stiverne.

Después de que el Consejo Mundial de Boxeo investigo, el boxeador recibió autorización luego de que ser determino que el medicamento de Ortiz fue el resultado directo de su medicamento para la presión arterial alta.
Por un momento pareció que la carrera de Ortiz no iba a ninguna parte, que ese error de no mencionar una medicina para la presión arterial pondría fin a su trayectoria profesional, pero cuando Wilder vino a Hialeah en diciembre quedó claro que existían esperanzas para una nueva cita.

Se le pregunto sobre las habladurías de Wilder, Ortiz respondió con tono burlón, “El solo habla de lo que va hacer, que no hable tanto que es malo, el todavía no sabe lo que es un choque de trenes, a él le viene un problema que no será el tabaquito que le cogió la policía, será un problemón entre él y yo solos sobre ring” dijo Ortiz a la prensa presente.

Tocando el tema de los tropiezos en su carrera, “Todos esos problemas solo me han fortalecido, central mi mente más en mis objetivos, y ahí está como Uds. ven, la oportunidad de que King Kong cumpla con su sueño de ser campeón mundial”
Sobre su entrenamiento para este compromiso, el gigante cubano alego que ha sido un campamento diferente a los demás, este es el campamento que todos queríamos hacer y ganar un título mundial.

Solo sé que yo voy hacer mi trabajo arriba del ring, mi entrenamiento esta al doble y mi mente esta al doble en esta ocasión.

Sobre como recibirá Cuba tener su primer campeón en los pesados, Ortiz nos dijo: No sé si Cuba lo reconocería, pero sé que el pueblo si, lo veo como se manifiestan en las calles y me apoyan, eso es más que suficiente para mí”



Escrito por Aebox