AEBOX/Gonzalo Campos/ — El filipino Manny Pacquiao venció anoche a los puntos en decisión dividida al norteamericano Keith Thurman en una magnifica pelea en el MGM de Las Vegas.

La dimensión de un boxeador como Manny Pacquiao seguramente será entendida cuando pasen algunos años y la perspectiva que da el tiempo nos ayude a entender la grandeza de un atleta único, de un boxeador incombustible y eterno. Pacquiao consiguió anoche detener el tiempo y mandar un recado al mundo, indicando que por el momento aun puede mandar a la lona a campeones mundiales en el mejor momento de sus carreras.

Apenas había sonado la campana del primer asalto y ya estaba el campeón Thurman por los suelos tras recibir una dura izquierda abajo seguida de un crochet de derecha que sentó de culo al campeón norteamericano, que enseguida comprendió la grandeza de la leyenda filipina. Thurman se levantó, se recompuso, y terminó el asalto mas herido en el orgullo que físicamente, pero ahí quedaba la consecuencia de menospreciar y salir a arrollar a un campeón de leyenda.

El segundo asalto ya nos trajo a un Keith Thurman mas centrado, tratando de anticiparse a la contra y haciendo una pelea sería frente a un boxeador, Pacquiao, que parecía disponer de mas velocidad que su oponente y al que el paso del tiempo parece no hacer mella.

El resto de los asaltos fue un toma y daca entre dos campeones mundiales que anoche se jugaban algo mas que un titulo, y sobre todo con una lección aprendida por Thurman, y es que no se puede menospreciar a Pacquiao solamente mirando su D.N.I. Pacquiao hizo su pelea y supo sufrir ante un boxeador con mayúsculas que en ningún momento supo desentrañar el boxeo del tagalo.

Al termino de los doce asaltos dos jueces vieron la victoria de Pacman, 115-112, por uno que vio ganar a Thurman 113-114. Sin duda una pelea muy cerrada donde fue determinante la caída del norteamericano en el primer asalto.

Lo de Manny Pacquiao empieza a superar los limites del entendimiento humano, y es que no es normal que un deportista con 40 años se muestre con una rapidez y un equilibrio mental y físico al alcance de muy pocos deportistas en su mejor momento.

Escrito por Aebox