AEBOX/ – Manny Pacquiao asegura que su enfoque, ahora más que nunca, sigue siendo el boxeo, que el basquetbol es una buena experiencia y que el próximo 22 de noviembre, en Macao, China, ante Chris Algieri, verán al ‘viejo Pacman’, el que combinaba velocidad y poder, pero ahora con más inteligencia.

El filipino participó este jueves en una teleconferencia con medios especializados desde su natal Filipinas. Desde su guarida, el tagalo aseguró que si bien ha tomado con la debida seriedad al invicto Algieri, no ve hueco por el que pueda llegar una sorpresa, pues ha practicado y practicará lo necesario en el gimnasio para imponerse al neoyorquino.

“Freddie (Roach) dice que soy mejor basquetbolista que Mayweather”, dijo Pacquiao para terminar con la atención que había sobre su participación con el equipo KIA Motors de la Asociación de Basquetbol Profesional de Filipinas. “El basquetbol no me distrae, me ayuda a mantenerme en forma, no me impide hacer mis entrenamientos, me ayuda al trabajo de piernas, a mantener el balance, además es una gran experiencia para mí”, aseguró el multicampeón mundial.

Considerado el segundo peleador libra por libra del mundo, sólo detrás de Floyd Mayweather, Pacquiao dijo estar concentrado en el boxeo totalmente e incluso aseguró que este 22 de noviembre se verá al Pacquiao que tocó por primera vez las estrellas hace poco más de 10 años.

“Sigo hambriento, he vuelto a trabajar como hacía antes en el Wild Card, le he pegado más al costal, he trabajado más la velocidad, eso se reflejará”, aseguró Pacquiao. “Ahora puedo controlar las peleas, no todas las peleas o rivales son iguales, pero si el nocaut llega, llegará, no es fácil”, añadió Manny.

Una de las principales preocupaciones para Freddie Roach sobre Algieri es su jab, pero para Manny, parece que eso no es un problema. “No me preocupa ni su jab ni su alcance, soy más rápido que él, sé que lo que haré, hemos trabajado duro en el gimnasio y hemos practicado muchos movimientos para evitarlos”, reveló.

Finalmente, Pacquiao dijo que está encantado con la idea de pelear con alguien más alto que él como es Algieri, nueve centímetros más alto que él y 13 centímetros de ventaja en alcance. “Hacía tiempo que no peleaba con alguien como él, pero me gusta, sé lo que hay qué hacer, él se merece esta pelea por el corazón con que le ganó a Ruslan Provodnikov”, finiquitó el púgil filipino, ex Campeón Mundial en peso Mosca, Supergallo, Superpluma, Ligero, Welter y Superwelter.

Escrito por Aebox