AEBOX/Gonzalo Campos/ — No mas de 1000 privilegiados presenciaron anoche en el pabellón Basket de Castellbisbal, la victoria a los puntos de Marc Vidal sobre Sergio Blanco, en una pelea que por primera vez en la historia enfrentaba a dos boxeadores catalanes en disputa por un titulo de Europa y que fue el local Marc “La Guerra” Vidal quien se alzó con el ansiado titulo continental convirtiéndose en el nuevo campeón de Europa del peso pluma.

La pelea reunía todos los ingredientes para convertirse en una cita para la historia. Dos púgiles catalanes cruzaban guantes por primera vez en disputa de un entorchado europeo y el ya mítico “duro fajador vs fino estilista” se cumplía al mililitro augurando lo que a la postre nos ofrecería la pelea.

El choque dio inicio con Marc marcando el ritmo, imponiendo su boxeo de presión y empezando ese trabajo al cuerpo que tantos resultados le da ha dado. Sergio Blanco, empezó tranquilo, poniendo manos claras pero sacando menos trabajo que Vidal que se apunta el primero y el segundo.

Del tercero al octavo asalto vimos una pelea de tu a tu, con Marc Vidal apretando en todo momento, buscando el contacto, y a Sergio mostrando su mejor boxeo, esquivando manos, poniendo las suyas, pero sacando mucho menos trabajo que su oponente y teniendo constantes lapsos en los que no ha buscado a su oponente, frente a un hombre como Vidal que no deja de trabajar. Aun así, un punto arriba para blanco en esos seis extraordinarios asaltos.

Noveno décimo y undécimo marcaron un punto de inflexión por el aspecto físico. Marc estaba mas fresco que Blanco y trabajó mas y mejor de cara a los jueces. Sergio comenzó a bajar su frecuencia de golpeo y aunque poniendo las mejores manos de la pelea, con ganchos y rectos preciosos y con desplazamientos imposibles, no conectaba con la frecuencia de Marc, que con sus manos abajo no dejó de torpedear el cuerpo de su oponente.

Al igual que los asaltos anteriores, el duodécimo fue un asalto de contacto, de lucha por los últimos puntos en liza, pero como una constante durante todo el choque, con Marc Vidal sacando mucho mas trabajo que Sergio Blanco. Una derecha perfecta en crochet de Marc, alcanza a la contra a Blanco, que cae al suelo a falta de veinte segundos, que se incorpora afectado pero en la pelea y que consigue contener la avalancha de un Vidal que no dejó de golpear a blanco en todo momento. Final de un digno campeonato de Europa que corona a uno de los nuestros con unas puntuaciones dispares por parte del trio de jueces. El andaluz del colegio balear Manuel Oliver puntuaba 116-111, para Vidal, el también andaluz Francisco Alloza, 114-113, para Vidal y el madrileño Lazaro Carrasco, 113-114, para Sergio Blanco, lo que nos traía una decisión dividida y un nuevo campeón de Europa español en el peso pluma. Marc Vidal es un boxeador muy constante, muy trabajador y en muchas ocasiones la suerte sonríe al que la persigue. Enhorabuena!

En una pelea tan ajustada y con un sistema de puntuación tan subjetivo como el que tenemos, que a mi personalmente me parece el único posible, creo que la disparidad de parecer por parte de los jueces se debe mas a una cuestión de angulo de visión que otra cosa, ya que en estos combates tan igualados el aficionado de cada cara del cuadrilátero puede ver una pelea distinta.

Ricardo Sanchez Atocha volvía a inventarse una noche histórica para el boxeo español, pero el publico también volvía a fallar a una cita con la historia que sin duda quedará en la memoria del aficionado durante mucho tiempo.

Ahora solo nos queda dar la enhorabuena a Marc y ponernos en la piel del aficionado para que la primera defensa del titulo se haga frente a Kiko Martinéz, la pelea deseada por todos y que de igual modo que ayer dejaría el cinturón en territorio nacional ademas de ofrecernos seguro un magnifico espectáculo.




Escrito por aebox