AEBOX/Gonzalo Campos/Foto: Mariano Hernandez/– La decisión arbitral del combate disputado el pasado sábado con el titulo de Europa en juego entre el campeón Marc Vidal y Kiko Martínez, ha tenido un tremendo eco este fin de semana, con las redes sociales a pleno rendimiento e inundadas por multitud de imágenes, juicios, y opiniones, que no han hecho otra cosa mas que mostrar la disparidad de criterios entre los que vieron choque de cabezas, los que no lo vieron, los que observaron golpes, los que no, y todo esto después de visionar las imágenes de As una y otra vez.

¿Hay choque de cabezas? Sí, hubo choque de cabezas, o al menos eso se percibe por las imágenes, pero, ¿que impactos fueron los causantes de provocar los cortes? ¿Fueron con la cabeza?
Tras dos días de debate, pienso que ya tenemos una cosa clara, y es que en los vídeos no se percibe exactamente el momento en que se producen los cortes, por lo que nunca sabremos con certeza como ni cuando se produjeron.

En mi articulo de ayer, en el que exponía lo acontecido en el ring el pasado sábado y donde alababa la figura de Ricardo Sanchez Atocha, traté de dejar claro que mis alagos eran una respuesta por como gestionó una situación de estrés, con muy poco tiempo de reacción y en un combate con titulo de Europa en juego, con la tensión que ello conlleva, pero no porque Ricardo utilizara alguna artimaña o cometiera ilegalidad alguna. Ricardo sembró una duda razonable en el cerebro del arbitro, que a la postre motivó el resultado de nulo técnico que ya todos conocemos. Ricardo Sanchez Atocha sabe como actuar en situaciones limite y el sábado puso su experiencia al servicio de su boxeador y cambió de estrategia en el descanso del primer asalto en el que nadie hubiera dado un duro por un Marc Vidal, al que su esquina hizo salir de Elche con el cinturón de campeón de Europa y sin derrota.

Para poder hacer uso de todas y cada una de las herramientas que tiene el reglamento hay que conocerlo, y eso fue lo que hizo la esquina de Marc Vidal el sábado, en una pelea que se vio desvirtuada a los pocos segundos de comenzar con motivo del corte en el parpado del campeón y que desde el inicio nos mostró a un Marc Vidal descentrado y en inferioridad por la falta de visión en su ojo derecho. ¿Hubiera sido justo dejar continuar con Marc Vidal en esas condiciones?

Me gustaría como creo que a todos los aficionados ver una segunda pelea en igualdad de condiciones entre Marc y Kiko, pero también puedo comprender que los representantes del catalán valoren la dificultad del boxeador de Maravilla Box y puedan plantearse la posibilidad de hacer una defensa fuera de España donde de entrada cobrarían una bolsa mucho mas cuantiosa que contra Kiko y seguramente frente a un boxeador menos peligroso.

En el boxeo profesional no hay miedo ni falta de pelotas, como he leído por ahí, ya que al final no es otra cosa que un negocio en el que cada uno mira por sus intereses siempre tratando de facilitar en lo posible la función del boxeador.

Kiko Martínez merece una segunda pelea con Marc Vidal, ya, y si EBU no lo hace publico en breve, es porque están en periodo electoral, aunque todo hace indicar a tenor de los informes presentados por el supervisor y representante del organismo en España, Domingo Matas, que la resolución solo tiene un camino y es la repetición de la pelea. El arbitro comunicó el choque de cabezas al supervisor del combate, pero no cumplió el protocolo, deteniendo el combate al instante, e informando a los jueces de manera ostensible para información del publico. Este protocolo de actuación es materia básica y se imparte en los seminarios internacionales de arbitraje, de hecho fue uno de los puntos que Joe Cortez subrayó en el ultimo seminario del WBC, celebrado hace escasas semanas en Madrid. Esperamos una pronta y satisfactoria respuesta de EBU. ¿Interesa la repetición de esta pelea al aficionado?

FullSizeRender (60)

Escrito por aebox