AEBOX/Redacción/ — Velada con buen nivel la organizada ayer por KO Verdún y el Gimnasio No Limits, que albergó el evento, y en la que se vieron un total de doce vibrantes combates amateur y uno profesional que gustó y mucho.

El combate de fondo, el único profesional de la noche, lo disputaban Martin Ojues (Doce onzas) frente a un valentísimo Edwin Barrera en los supergallos. Martin (3V-1D, 3KO) se impuso antes del límite pero el nicaragüense Barrera demostró su calidad, tal y como ha hecho en sus últimos dos combates ante Nano Santana.

Fue un “batallón” en el que Barrera se fue a la lona en el primer asalto, recibió la cuenta de ocho y se rehízo un poco, y lo intentó en dos asaltos.
Sin embargo, delante tenía un Martin muy asentado, frio y con buenas maneras. Ya en el tercero; Martin se decidió a ir a por todas acelerando y tirando muchas manos, obligando al árbitro a parar la pelea. Un sobresaliente para Martín Ojues y otro para Barrera por su valentía, afrontando tres compromisos difíciles en pocas semanas.

Del resto de combates amateur, y sin desmerecer a ningún competidor porque hubo un buen nivel, destacamos la victoria de Andrea Lasheras. La bicampeona de España se impuso por KO en el tercero a Mónica Aguilera (Puro Impacto) en el tercero. Fue un combate muy espectacular que puso al público en pie y demostró que Andrea puede ser una de las auténticas realidades del boxeo femenino profesional a poco que se lo proponga .



Escrito por Aebox