AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — El estadounidense Floyd Mayweather regresó a los cuadriláteros para realizar, por no utilizar el verbo disputar, una millonaria exhibición en el Saitama Super Arena ante el púgil local Tenshin Nasakawa, un afamado kick Boxer que soñaba con poner en apuros al “Money” Mayweather.

El combate no tuvo mucha historia pues acabó en el primer asalto tras conectar el afroamericano una serie que hizo que la esquina del nipón tirara la toalla. Antes el luchador japonés estaba ya tocado y cayó dos veces al piso.

El combate tuvo las “cositas” a las que nos tiene acostumbrado el divo americano pero que no siempre gustan al educado publico oriental, como fue el hecho de llegar más de horas tarde al recinto del evento. Y si por ello fuera poco, el norteamericano impuso su marca favorita de guantes a pesar de tener acuerdo con la marca Rizin.

Al final victoria para el norteamericano en un asalto con una cifra millonaria y con unas condiciones impuestas en las que solo constaba la victoria por KO o nocaut técnico, además de que no constase en los registros oficiales.

Escrito por Aebox