AEBOX/Nacho Gutiérrez/-Los dos protagonistas del negocio del año dieron por debajo del peso acordado en su cita con la báscula celebrada ayer ante miles de seguidores que se congregaron en la Arena T-Mobile, y que contó con Jimmy Lennon Jr. como maestro de ceremonias.

El invicto estadounidense, el último en subirse a la moderna Romana, detuvo la báscula en 149.5 libras, cuatro y media por debajo del peso pactado.
Por su parte, el campeón de la UFC detuvo la balanza en 153 libras a la par que vociferaba su pletórico estado ante un público que parecía estar más entregado, a tenor de los aplausos y chillidos, a las bravuconadas del irlandés.

El primero en llegar a la ceremonia del peso fue “Notorius” McGregor enfundado en una bandera de Irlanda y con gafas vintage cual si fuera un Lord moderno. Floyd lo hizo con su habitual gesto tranquilo y serio, acompañado por su sequito y con Phill Collins de fondo.

La anécdota estuvo en cómo los responsables de la comisión “llamaron” al orden al irlandés que no paró de picar e increpar a “Money” durante el momento preciso de la báscula. Eso no gustó al afro-americano que cayó, por segundos, en la trampa. El remate vendría después al bromear el luchador de la UFC con las deportivas del americano y su menor estatura.



Escrito por Aebox