CBP/ – La catalana Melania Sorroche ha visto cómo la galesa Ashley Brace, con la que hizo un polémico nulo el pasado diciembre en combate por el Título de Europa del Peso Gallo, ha dejado su posición como coaspirante oficial.

Los manejadores de Brace han decidido descender al peso supermosca, por razones deportivas y para no tener que afrontar la subasta que había solicitado Rimer Box y que la EBU había decretado. Sin duda, visto cómo se desarrolló el primer combate, la posible disputa de este en nuestro país podría haber puesto las cosas muy de cara para Sorroche.

La boxeadora del Club Castellbisbal queda ahora sin rival y pronto se conocerá su futuro. En listas del peso gallo, desde el viernes, hay otra española: Violeta González. Un hipotético combate (el segundo) entre ambas sería histórico, pues nunca dos españolas se han enfrentado por un título europeo.



Escrito por aebox