AEBOX/Nacho Gutierrez/Manuel De La Rosa/Foto: Paco Martín/ — La victoria de Ronny “El Llanero” Alexander sobre Rui Pavanito fue, sin duda, su triunfo más trabajado y difícil hasta la fecha. Ronny está “casi” en vísperas de defender su título nacional y para nada se puede decir que se escogió un rival fácil para la ocasión. El portugués demostró ambición, ganas y profesionalidad encima de un ring.
Para el hispano venezolano fue una prueba de cómo pueden ser los enemigos de cara a metas europeas. Sale reforzado Ronny por paciente, sufridor y astuto en los momentos difíciles.

El COMBATE
Salió con mucho respeto Rui Pavanito mientras la iniciativa era para el púgil hispano venezolano. El portugués iba con la marcha hacia atrás y atento siempre a la contra. En el segundo, Ronny lo arrincona varias veces con media sonrisa en unos intercambios que parecía acusar más el boxeador luso. Y como producto de uno de ellos, Pavanito comenzó a sangrar por un pequeño corte en una zona delicada de la ceja derecha que necesitó de intervención médica. Tras esto, “El Llanero” salió a por un rival en retroceso y que siguió con su boxeo prudente, quizás en demasía, pero práctico.

En el tercero Ronny lanza más golpes pero no tienen la potencia del principio, y de eso se da cuenta el portugués que se anima en su boxeo abriendo un poco más la guardia. Ronny golpea pero no es incisivo como en otras ocasiones. Rui Pavanito comienza a creer en sus posibilidades. Ya en el cuarto, Ronny quiere y lleva la iniciativa con la diferencia de que el luso se queda en la corta y lanza el upper hasta llegar en tres ocasiones. Esta distancia favorece el boxeo de Alexander quien arrincona al campeón portugués en su esquina para decantar el asalto con buenas combinaciones por dentro.

En el quinto, Pavanito pasa a un plan B, ó mejor dicho a una nueva táctica de combate. Como si fuera el mismísimo Ali, comienza a hablarle a Ronny en los intercambios con el fin de desesperarle. Cierto es que Ronny parecía más cansado pero era una señal de que ahora los golpes del púgil de Saga no le dolían tanto. Ronny se saca de la manga el golpe a dos manos y un mayor número de uno-dos. Termina el asalto con el portugués desafiante.

En el sexto Rui Pavanito percibe el bajón físico en su rival y se muestra más codicioso. Y todo a raíz de ver cómo Ronny “aparentemente” se trastabilla. El golpe no parece duro pero al descomponer la guardia tras varias izquierdas, el portugués se lo cree y va a por Ronny. Una vez en las cuerdas conecta un duro golpe de izquierda al costado que siente “El Llanero”. El público anima y las cuerdas son testigo de los mejores golpes del campeón luso a base de ganchos al cuerpo e insistentes uppercuts. El mejor asalto de Rui Pavanito.

En el séptimo, Ronny está recuperado. De repente una contra de izquierda desestabiliza a Pavanito. No se amilana y persigue al campeón de España que siempre golpea de más. Rui Pavanito descansa en las cuerdas pero recibe mucho castigo al no tener piernas. La campana le da un aire. En el octavo y último asalto, ninguno se guarda nada pero están muy cansados aunque Ronny muestra mayor frescura. “El Llanero” prueba con golpes por dentro y le funcionan. Sabe salirse de las cuerdas y circular. Llega con varias contras pero no hay tiempo para más. La victoria es a los puntos para Ronny en un combate sufrido y trabajado, posiblemente el más exigente de su vida deportiva. Por su parte, Rui Pavanito demostró que es codicioso, que las toma y que no vino de paseo. El rival más peligroso de Ronny puede ser buen adversario para los medios y supermedios nacionales.

COMBATES AMATEUR

En los superligeros Samuel Molina hizo un pequeño gran homenaje a Julio Cesar Chávez (Padre) con ese manejo de la cintura. Ese bending nos hizo ver unos intercambios preciosos ante un muy digno Germán Darío. Tras una cuenta de protección (más bien un empujón) a favor de “La Esencia”, el árbitro paró el combate por inferioridad en el tercer asalto tras recibir Germán un aluvión de series. Felicidades a Samuel pero quizás arriesgó demasiado en la corta. Su premio la selección española en breve.

Sin la espectacularidad de otras ocasiones pero con trabajo y buenos destellos, Baldo Mira (60 kilos) se impuso a los puntos a un valiente y correoso Jesús Ruiz. Antes, y al límite del medio, Maikel Tornado venció a Rodríguez tras abandonar este después del segundo asalto. Combate duro y apreciado por el público.

Con el tope de 69 kilos, Oscar Carrasco (Baroni) venció a los puntos a Yuri Stupak (Saga Heredia). Combate en el que Carrasco estuvo más certero y rápido con las contras. Mientras que al límite de los medios vimos, posiblemente, a unos de los boxeadores con mejor desplazamiento y uso de piernas de la noche. Hablamos de Maruan El Kartouti, quien venció a Espinoza en un duelo muy bonito. Técnico y de gran envergadura, Maruan demostró un enorme repertorio y buenas esquivas. A tener muy en cuenta este púgil que nos recuerda a la Cobra Hearns.

En los ligeros, muy buen combate entre Alexis (Boxeo Mijas) y Ernesto( Saga). Buen sentido de la distancia de los dos aunque un tanto “alocados” en los intercambios. Muy disputado y seriedad.

Empezó la velada con un duelo de pesados en el que la victoria fue para Francis Ruíz (Saga) sobre Danil (Spartan Gym). Duelo de principiantes voluntariosos que deben encontrar aún la distancia.

FullSizeRender (60)

Escrito por Aebox