Ajustado y muy posiblemente injusto. Así fue el resultado del combate que ayer lunes ha enfrentado a Pablo Coy (-75 kg) contra el armenio Vakhtang Harutyunyan y en el que el español cayó por decisión dividida: tres jueces vieron ganador al del Este de Europa por 29-28, dos a Coy por idéntico resultado.

El de Elda cuajó un primer asalto magnífico, en el que se movió por el ring con soltura, lanzando manos que llegaban al rostro de su rival. Cuando este quería reaccionar, Coy ya estaba fuera de distancia esperando para iniciar la secuencia. En el segundo, Harutyunyan apretó el acelerador pero el ritmo, la calidad y los mejores golpes también fueron del español.

En el tercero, el armenio trabó más el combate y ahí obtuvo sus mejores réditos, ayudado por el cansancio de Coy, que perdió movilidad. En la decisión, la suerte no sonrió a este, que fuer superior en los dos primeros parciales. Una verdadera lástima, aunque sigue demostrando su tremenda progresión.

Escrito por Aebox