AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — El astro filipino Manny Pacquiao demostró que está aún en forma al derrotar esta madrugada, por decisión unánime, al estadounidense Adrien Broner en combate celebrado en el MGM Grand Hotel de Las Vegas . De esta manera el púgil entrenado por Freddy Roach conservaba el título wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Pero siendo exigente con la calidad a la que nos tiene acostumbrado Manny, hay que decir que Broner no supuso muchos problemas y apenas mostró codicia en algunas fases del combate. Se limitaba, o al menos esa sensación daba, con intentar frenar al filipino a base del jab, agarre y combinaciones mas sonoras que efectivas. Pero Manny salió con ganas desde el primer minuto con embestidas que decantaban el combate a su favor ante un “rácano” Broner que modelaba la figura a lo Mayweather pero sin sacar manos en determinadas fases.

Los mejores asaltos del filipino fueron el sexto, séptimo y noveno, siendo el segundo de los acabamos de citar el más claro y cuando más dañado estuvo el estadounidense. Este último tuvo su mejor versión en el cuarto pero la tónica general de su plan de ataque parecía ser dejar pasar los asaltos y sobrevivir ante la mejor condición y clase de su rival a base de clinch y cambiar el paso tras el mismo. Nos defrauda una actitud de este tipo sin intentarlo más nítidamente pero a Broner le interesaba también, al ver difícil la empresa, una derrota a los puntos que no deteriore su caché y le permita seguir obteniendo buenas bolsas con otros púgiles de la división.

Pacquiao, quien defendía el título que conquistara ante el argentino Lucas Matthysse, se llevó el triunfo con tarjetas de 117-111, 116-112 y 116-112.

Y tras levantar sus manos por el triunfo conseguido a sus cuarenta años, Manny recogió el guante a la pregunta sobre una posible revancha con Mayweather: “Díganles que vuelva al ring y entonces volveremos a pelear. Yo estoy dispuesto a hacerlo”,

Escrito por Aebox