AEBOX/Nacho Gutiérrez/ Foto Cedida Diario As/ — No son ni veinte ni cincuenta, los años que se cumplen de aquel legendario combate de Chiavari entre Poli Díaz “El Potro de Vallecas” y Luca De Lorenzi. Hoy se cumplen 31 años, concretamente, de una noche que hizo y mucho por el boxeo español.

Puede parecer una fecha `tonta´ pero desde AEBOX siempre es motivo de celebración acordarnos de Poli, Ricardo Sánchez Atocha y Enrique Sarasola, un triunvirato que funcionó a las mil maravillas.

La victoria de `El Potro´ ante De Lorenzi vino a dar oxígeno a un deporte harto de la mala fama, los `maricomplejines´ del deporte , la sombra de la duda y el esnobismo de algunos políticos y dirigentes televisivos frente a compañeros-ministros socialistas que se gastaban un perraje en la sillas de ring…¿Qué pensaría Pilar Miró de ellos? Lo imaginamos.

Como antecedente hay que decir que corría el año 1988 y Poli estaba invicto con cuatro victorias consecutivas por nocaut antes de llegar al título de Europa, y dándose el hecho de que el ídolo de Vallecas tuvo que esperar a cumplir 21 años antes de poder disputar el entorchado europeo absoluto para medirse al italiano. Poli venció por nocaut en el quinto asalto en un combate ignorado por muchos medios… tan solo algunos como Vicente Carreño-Diario AS parecían creer en ese torbellino que apaleó a incrédulos y bocazas locos por el derrumbe del pugilismo.

Después, el resto de la historia se hizo a base de defensas exitosas del título continental, pabellones llenos y expectación a raudales con `gente guapa´ que gustaba al papel rosa. Poli puso de moda el boxeo, incluso, en revistas como Fortuna Sports o Interviú, que fijaron la mirada en un Potro que reunía sin complejos a gente tan diferente como `Cuqui´ Fierro, Andrés Pajares o el ministro Corcuera en un mismo combate. La jet con el boxeo… o el boxeo haciendo las paces con la alta sociedad mientras algunos en TVE ciegos y obstinados…

Hoy brindamos por un Policarpo que rompió moldes, por una noche que, quizá, mitificamos pero que valoramos como oro en paño en la sequía de finales de los ochenta. Hoy es más fácil y hay menos prejuicios, hoy caminamos hacia una nueva era pero hace más de treinta años el `Potro´ ofreció luz en medio de la oscuridad… gracias Poli… gracias Atocha…gracias Sarasola.

Pasaran años y seguiremos diciendo… ¡Qué noche la de aquel año!

Escrito por Aebox