AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Este viernes Ronny Alexander “El Llanero” busca la gloria europea ante el checo de origen armenio Anatoli Hunanyan, una frase que puede ser expresada e interpretada con ligereza pero que alberga el sueño de un “currante” del ring después de muchos años de esfuerzo en las MMA y el boxeo.

Todavía recuerdo de Ronny Alexander su hambre de victoria, sus ganas de triunfar y su respeto hacia el rival cuando venció a Carlos Mena “El cubano”, otro tipo excelente del boxeo. Ese día fue su debut ante la parroquia malagueña en el papel de “púgil de fuera”, años después todo ha cambiado y es el buque insignia para público malacitano y, en gran parte, andaluz, de quien espera todo el apoyo en la tarde noche del viernes en la plaza de Toros de Torremolinos.

Ronny no quiere fallar, sabe que es su gran noche y que una victoria le puede poner cerca del título de Europa absoluto. Sin embargo, no hay obsesión pero si ganas del título más importante de su carrera. Ahora cualquier error saldría caro y todos los cabos deben estar atados: preparación, concentración y decisión en el momento preciso. Ronny debe imponer su estilo y no dejar que un boxeador como su rival llegue con aire a la segunda mitad del combate. Delante le espera, para gran parte del público español, un desconocido que ha sido designado aspirante oficial y que ha demostrado saber tomarlas, aunque hasta ahora ha militado en el medio. El día del combate Ronny estará por encima del supermedio y habrá que ver si las toma.

Y es que sin volverse loco, Ronny debe ser fiel a su estilo y trabajar los flancos para fijar a un boxeador al que, según su estilo, no le impone boxear fuera de casa.

Tras varios aplazamientos la única duda en la que se pudiera pensar es en el hecho de que el hispano venezolano se hubiera pasado de frenada en la preparación. Pero para Ronny aflojar o intensificar la preparación no debe ser problema pues lleva alerta varios meses ante la posibilidad de hacer este título. Sus nervios, si los tuviera, tendrían que ver con el hecho de haber querido disputar el título el pasado 22 de septiembre.

Por último, y no menos importante, es la cuestión del peso. A menos de una semana Ronny se encuentra en 77, 700 kg a muy poco de los 76,204 kg exigidos. Este detalle habla por sí sólo y refleja la importancia con la que “El Llanero” se está tomando la pelea en el momento más dulce de su carrera.

banner_fuerastockFACEBOOK

Escrito por Aebox