AEBOX/Nacho Gutiérrez/ — Rubén Díaz (25-1-2, 16 KO) tiene esta noche su combate más trascendental, la batalla por la que ha estado luchando paso a paso estos últimos años. El navarro se ha preparado como nunca y con sparrings intensos como el que le vimos ante Ronny Alexander.

Esta noche le espera en Polonia el actual campeón de Europa del peso medio, el duro Kamil Szeremeta (17-0, 3 KO), pero a él eso le da igual. Sabe que pelear fuera de casa es algo habitual en su carrera: “Es un hándicap pero estoy acostumbrado, los tres campeonatos de España que tengo y el de la unión europea los he ganado en casa del rival, es algo a lo que estoy habituado e iremos a ganar”.

En Polonia hoy Rubén tendrá dos enemigos, aunque suene a tópico, su rival y el trio arbitral, al que no tendrá que dejar lugar a dudas de llagar a los puntos. Su rival no tendrá como principal baluarte la pegada pero la técnica y la trayectoria amateur avalan sus planteamientos de combates, la pegada y la experiencia en combates con títulos caen del lado del navarro.

Pero si algo hay en el español que nos convence de su victoria es su estado anímico. Hace unas semanas declaraba contundentemente a AEBOX: “Yo siempre voy a ganar… para ir a perder me quedo en mi casa, no necesito el boxeo para nada es un hobbie, es una ilusión…una meta personal. Yo no necesito el boxeo en el sentido que tengo mi trabajo y mi vida hecha. Yo voy a ganar, no estoy aquí para perder. Ganar no es fácil, solo puede ganar uno pero es la mentalidad. Yo me pongo retos asumibles, soy el aspirante oficial y el reto es ser campeón de Europa y voy a ganarlo, no voy a ver qué pasa”.

Esta noche España puede tener un nuevo campeón de Europa, no cantamos todavía victoria pero la preparación, las ganas y la confianza que destila Rubén Díaz nos hace creer que su sueño está más cerca.

banner_fuerastockFACEBOOK

Escrito por Aebox