AEBOX/Redacción/– Lleno absoluto en las Arenas de Barcelona para el debut de BCN BOXING NIGHTS.
Nueva promotora en la Ciudad Condal, nuevo estilo de hacer boxeo y como no, éxito absoluto.
Tras seis emociones y bien casados combates amateur, el boxeo volvió medio siglo después a las Arenas. Buenos y vibrantes combates que dejaron un sabor de boca espectacular al público presente. Sin duda el mejor de los alicientes para poder repetir eventos de este tipo.

El primer combate profesional enfrentaba al catalán Francis Morales, que debutaba ante el madrileño, Carlos Cuesta. Morales mostró un boxeo muy sobrio y contundente, dominando el combate e incluso enviando a Cuesta al piso en el cuarto asalto. Un gran debut para Francis Morales que se presenta en el boxeo rentado como una gran promesa.

El segundo pleito de la noche fue entre Diego Torrente y José Núñez en el peso crucero. Un choque descafeinado ante la falta de precisión y contundencia por parte de los dos protagonistas. Finalmente victoria para Diego Torrente por decisión.

En una pequeña pausa después de los dos combates a 4 asaltos, BCN BOXING NIGHTS puso un toque emocionante al homenajear al gran Marcel Cerdán y a su familia presente en la gala. Marcel fue un francés de origen español que capaz de todo en el mundo de las 16 cuerdas, siendo miembro del Salón de la Fama del Boxeo. Marcel falleció cuando volaba a Nueva York para preparar su combate con Jake LaMotta.

El tercer combate, donde podemos poner quizás el único punto negro del evento, fue el descarado robo que Alín Florín sufrió ante Iván Tomás. Un combate que el rumano afincado en España dominó de principio a fin. Robo que el organismo encargado, Comité de Boxeo Profesional, debería tener en cuenta, y si no pueden tomar una decisión contraria acerca del resultado de este combate, hacer que estas decisiones no se permitan en nuestro deporte. Ni el público presente, ni seguro que todo él que vea el combate en la televisión, estará de acuerdo con este vergonzoso veredicto.

Por último, llegó el combate de fondo protagonizado por dos tops. El argentino, Mauro Godoy y por otro Sandor Martín, que volvía ante su afición, con la presión de un gran escenario y un lleno absoluto. Sandor rápidamente marcó la dinámica del combate toreando literalmente al argentino. Esta dinámica iría en ascenso a medida que avanzó el combate, haciendo que su rival solo pudiera avanzar tras él, comiéndose golpes muy precisos a la contra. Pudimos ver a un Mauro Godoy muy voluntarioso, pero sin los medios necesarios para frenar a un Sandor Martín muy concentrado y muy serio, que dejo muchos destellos de calidad.

Un exitazo para BCN BOXING NIGHTS en esta majestuosa propuesta, que esperamos se puedan repetir. Estas son las veladas que necesita el boxeo profesional español para resurgir de verdad y estar presente en los medios televisivos.
banner_fuerastockFACEBOOK

Escrito por Aebox