AEBOX/Redacción/Foto Euskobox y Adrian Rubio/ — Sergio García ha defendió anoche con éxito el campeonato de Europa del peso superwelter ante el bielorruso Siarhei Rabchanka (29V-5D) en el Polideportivo Vicente Trueba de Torrelavega. El cántabro se ha impuesto por decisión unánime a un rival duro y que respondía golpe por golpe pero los directos del español, al igual que pasara con Cheeseman en Londres, han ido frenando el ímpetu inicial del rival.

Al igual que su gran noche londinense, el cántabro se puso en papel de aspirante y se puso a trabajar y consiguió llegar al rostro de su enemigo ante un público entregado, no paraba y pivotaba con un físico extraordinario que le hacía estar en todas partes.

En el octavo García brilló y le guiño al público con un bonito gesto pero en el noveno el bielorruso equilibró con una mano durísima.

Quedaban asaltos para el final y Rabchanka perseguía aunque las fuerzas flaqueasen, era un escollo con su objetivo…hacer daño y poder derribar al Sergio en un combate trabajado pero decantado al lado español con un décimo episodio que encandiló. Hubo tensión y nervios pero Sergio no arriesgó y a pesar de la sangre y la violencia de los últimos minutos no se dejó llevar.

Al final el aplomo y el físico del cántabro demostraron el momento dulce por el que atraviesa el español. Trabaja, es paciente, no se incómoda y hace lo que tiene que hacer en cada asalto…y como consecuencia transmite tranquilidad y profesionalidad con un plan de ataque del que es difícil que se salga. Victoria por 119-109, 119-110 y 117-111 y defensa exitosa de un García que empieza a mal acostumbrarnos con su calidad y profesionalidad.

Escrito por Aebox