AEBOX/Gonzalo Campos/ — Manny Pacquiao pierde su titulo de campeón del Mundo WBO, de peso welter frente al australiano Jeff Horn, un púgil tan voluntarioso como peligroso en su boxeo, en una pelea en la que los jueces han vuelto a protagonizar un nuevo escándalo.

Manny Pacquiao aceptó poner en juego su titulo en Australia pero imaginó que perdería el cinturón por decreto. Tras un primer asalto en el que Manny se vio sorprendido por el empuje de Horn, que salió a poner ritmo conectando con buenas manos, llegaba el segundo en el que «Pacman» imponía su boxeo de contra aprovechando el empuje del australiano que se llevó alguna importante y que veía como Manny le marcaba el ritmo y le ganaba también el tercero.

El cuarto fue un asalto de desgaste para Horn, que necesitaba un ritmo de pelea muy alto para estar al nivel, ritmo imposible de mantener como demostró en el quinto, asalto claro para Manny, y sexto, asalto para el australiano que debió ser amonestado por pelear al limite y meter la cabeza con muy malas intenciones.

Séptimo y octavo fueron asaltos claros para un Manny Pacquiao que aun no estando en su mejor momento, nos hizo disfrutar componiendo ese boxeo de entrar y salir ametrallando a su rival con una lluvia de manos imposibles de bloquear. Manny estaba disfrutando y prueba de ello es el noveno, parcial donde con un par de izquierdas duras de contra, desarboló a Horn, que completamente ko y ensangrentado deambulaba por el ring a merced de un Pacquiao que no dejaba de golpearle y que en otra época lo hubiera finiquitado, pero el pasado Sábado se le fue vivo y consiguió terminar el asalto.

Durante el descanso Mark Nelson, el director del combate, se acercó a la esquina de Horn para advertirle que si continuaba en inferioridad le pararía la pelea en el décimo y le recordaba que él estaba allí para protegerle, cosa que demostró a lo largo de la pelea aunque de eso hablaremos después.

El décimo dio inicio con Jeff Horn tirando de casta y ganando el asalto a sangre y fuego ante un Manny que se veía cómodo y al que le costaba menos esfuerzo dar la cara en la pelea que a su rival. El undécimo volvió a ser para un Manny, que ensangrentado por los constantes cabezazos del australiano supo apuntarse el penultimo, no así el duodécimo y ultimo que se lo apuntó Jeff Horn en un derroche de casta y valentía ya que estaba seriamente quebrantado.

Los jueces Waleska Roldán 111-117, Chris Flores 113-115, y Ramon Cerdán 113-115, perpetraron finalmente el atraco del que fue testigo el publico de todo el mundo ademas del presidente de la Organización Mundial de Boxeo WBO, Paco Valcarcel que se encontraba como supervisor de la pelea y que esperamos tenga algo que decir ante semejante escándalo de su organización.

Pelea mas dura de lo esperado para Manny Pacquiao por el que va pasando el tiempo, pero en ningún caso perdida por el tagalo que dominó en casi todas las fases a un boxeador que dio mucha guerra gracias a su potencial físico y a la permisividad de un arbitro Mark Nelson, que miró hacía otro lado autorizando el peligroso y sucio boxeo de Jeff Horn, y que fue un eslabón mas de la cadena que se creó el pasado Sábado en Brisbane para arrebatar el cinturón a Manny Pacquiao por lo civil o por lo criminal. Está claro que el tiempo va haciendo mella en la chispa del boxeo de Manny, pero creo que aun así le sobró clase y talento para certificar una victoria que moralmente es incuestionable para el astro filipino.

Estadisticas Pacquiao vs Horn

Escrito por aebox