AEBOX/Redacción Andalucía/Foto Archivo Cortesía Betis Web/ — Ayer sábado 26 el pabellón cubierto de Palomares del Río (Sevilla) acogió la tercera edición de “The Boss of Boxing”, un evento organizado por el Club de Boxeo Mano de Piedra junto con My bóxer Team y Boxeo Contragolpe y que contó con Tundra como promotora de la velada. Era el tercer gran evento que se llevaba a cabo en la localidad y contó con cerca de 750 persona que disfrutaron con un evento bien montado y en el que hubo buenos detalles en lo organizativo. Por ejemplo, el horario un acierto, 19.00 hora, para no alargarse a la madrugada.

El combate de fondo estuvo protagonizado por el sevillano Carlos ` Ratón´ Pérez (15V-6D-1N) y el madrileño José Osado (6V-3D), quien obligó al andaluz a emplearse a fondo a lo largo de los seis asaltos que duró el combate. En juego, sin proclamación oficial, el poder diputar próximamente el título de España del ligero ante Samuel Molina.

El púgil sevillano se hizo con la victoria (60-54 y doble 59-55) en un combate de alternativas y duro desde el principio. Tuvo el duelo, aparentemente, dos partes. En la primera vimos a un `Ratón ‘ muy rápido, cambiando de guardia, mientras José Osado lanzaba fuertes combinaciones para fijar al sevillano, a la vez que su esquina le pedía que estuviera `Vivo´ y se moviera después del último golpe dejándole ver que no fuera un blanco fijo No había tanteo. El andaluz parecía tener un punto más de rapidez y reacción ante la durísimas contras del madrileño. Uno y otro conseguían impactar buenas manos pero no como para desestabilizar en la primera parte.

En el tercer episodio el árbitro llamó al médico para revisar una pequeña herida en la ceja izquierda del madrileño, quien pudo continuar pero provocó que los dos púgiles aceleraran las acciones en el tramo final del asalto.

A partir del cuarto bajó la velocidad de uno y otro ante el cansancio, y con un Carlos Pérez que cambiaba de guardia constantemente e imponía su ritmo de combate. La clave parecía estar en el hecho de que `Ratón´ sacaba una o dos manos más en cada asalto. De zurdo o de diestro, el púgil sevillano parecía esperar el error para lanzar su serie y después entrar en clinch. Iba sumando de esta manera ante un Osado que avanzaba pero no terminaba de conectar series largas que decantasen el asalto a su favor.

El quinto, a nuestro juicio, estuvo muy equilibrado sin un vencedor claro pues hubo manos potentes en uno y otro lado. Desde este asalto el combate más abierto y muy parejo con Osado más directo impulsado por la herida en la ceja ante un `Raton ´que bajaba la guardia para incitar al ataque a su rival.

En el último, el episodio se decantó por el lado del madrileño quien no siempre iniciaba las acciones pero metió mejores manos como una potente cuando apena quedaban diez segundos.

Al final victoria muy trabajada a los puntos del púgil andaluz que empezó muy fuerte pero que bajo el pistón en la segunda parte ante un rival que si bien no brilló estuvo con muchas ganas desde el cuarto. Combate que empezó muy bien pero se enmarañó un tanto en el tramo final

En el combate de semifondo, Alex Vega (3V- 1D) venció a los puntos al gaditano Israel Muñoz (2V-12D) a cuatro asaltos en el Welter. Vega regresaba ante un púgil que se ha medido a lo mejorcito de la categoría

Fue un combate intenso y que encandiló al público, con alternativas e intercambios fuertes. `Lokito´ Isra tuvo que luchar con una herida en una de sus cejas. A Vega le vimos con mucha predisposición y físico pero su boxeo debe ser más a la larga y media distancia. Tuvo de todo el combate: desplantes, ataques, cabezazos y sangre. En el último asalto, una mano al poco de empezar derribó a Vega cerca de la cuerda, un golpe que parecía mezcla de resbalón e impacto.
Al final victoria por doble 40-36 y 39-37 para Vega con un rival muy duro y preparado.

El primero de los combates profesionales Rafael Secilla (2V-1D-1N) venció a José Núñez (2V-22D) en el crucero y también a cuatro asaltos. Rafael Secilla regresaba después de su gran combate ante Jorge Luis Garbey.

El cordobés derribó a su rival con una especie de volado que llegó al rostro de venezolano. Se levantó Núñez, apretó lo dientes y lo dio todo a pesar de la poca gasolina que traía.

En el tercer y cuarto hubo manos aisladas muy fuertes que pudieron derribar a uno y a otro, de hecho Secilla se llevó una potente derecha en la esquina rival que a punto estuvo de darle un susto serio y noquearle. Las ganas y la testiculina salvaron el espectáculo.

Escrito por Aebox