Como me aficioné al boxeo

AEBOX/Antonio de Sola/ — En el año 1956 y  con 16 años recién cumplidos, pasé el mes de Agosto en un Campamento del Frente de Juventudes en Pelayo, localidad próxima a Algeciras. La tienda de campaña al lado de la mía, donde estábamos los de San Roque, estaba ocupada por chicos de La Línea de la Concepción. En esta tienda de campaña había un muchacho que se llamaba, José Olmedo Domínguez, fallecido hace unos años y que más tarde sería mi compadre, pues fui padrino de su primera hija.

Cuando hablábamos sentados en alguna roca que por allí había, en las calurosas noches de Agosto, me hablaba del Boxeo; me decía que su padre había sido boxeador, que había sido muy bueno y que le llamaban el Max Baer linense( boxeador estadounidense que fue campeón del mundo en el año 1934, arrebatándoselo al italiano Primo Carnera, este boxeador murió con 50 años en una habitación del Hotel Roosevelt de Hollywood en 1959 de un ataque cardíaco).

Tuve ocasión de ver al padre de mi compadre, ya mayor, en un combate de exhibición con otro boxeador veterano ya  retirado, como él, y creo que fue en la Plaza de Toros de La Línea, todavía conservaba aquella pegada, aquella armonía, amén de un estilismo y unos movimientos de un buen boxeador Me comentaba que se había hecho árbitro de Boxeo. Me decía que su hermano Antonio, (que hasta hace poco tiempo fue Delegado de la F.E.B. en la provincia de Cádiz), era muy aficionado al Boxeo, aunque todavía era muy joven. Años más tarde, Antonio, entró en lo que  se llamaba cuadra, que estaba compuesta por varios boxeadores, en la de D. Pedro Caballero en Barcelona, siendo compañeros de él en la citada cuadra, boxeadores de la categoría de Ben Alí ( aquel boxeador de Melilla que en los años cincuenta fue muy famoso y campeón de Europa al derrotar al francés Famechon en París) y del gran y nunca olvidado Fred Galiana, también campeón de Europa al derrotar el italiano Rollo en Madrid. Antonio Olmedo disputó muchos combates como amateur, siendo en aquellos tiempos una firme promesa del boxeo español, tenía las características de su padre como boxeador.

Yo poco a poco fui entrando en el mundo del boxeo y decidimos que cuando terminará el Campamento, iríamos mi compadre Pepe Olmedo y yo, a algún combate. Las veladas de Boxeo, aunque no se si llamarles veladas, pues estas son nocturna y estos combates, creo recordar, empezaban sobre las cuatro de la tarde de los Domingos y al aire libre. Yo era muy aficionado a los partidos de la Real Balompédica Linense, que se jugaban también la tarde de los Domingos y le dije que si jugaba la “Balona”, como cariñosamente se le llama al equipo de La Línea de la Concepción,  Ciudad donde nació mi madre y a la que le tengo gran cariño, y  coincidía con el Boxeo, la verdad  prefería ir al partido de Fútbol. Pero me dijo que no había problema, pues cuando había Boxeo era los Domingos que no jugaba la “ Balona “ en casa, ya que  muchos aficionados del Boxeo  coincidía que también lo eran de la Real Balompédica Linense. Por aquellos años la afición tanto a uno como otro deporte era muy grande en La Línea de la Concepción, amen de los aficionados que se desplazaban de la vecina Ciudad de Gibraltar.

[pmc_box background_color=»#DF5148″ border_color=»#E04028″ text_color=»#ffffff» ]No tuve problema y una tarde de un Domingo cualquiera de los años cincuenta, Pepe Olmedo y yo fuimos a ver una Velada de Boxeo en el ya desaparecido Cinema Cómico Jardín. Quede admirado de como se desarrollaron los combates y  desde aquella tarde fui un incondicional del Boxeo, como lo era de la “ Balona”.[/pmc_box]

 

Cada vez fui aprendiendo más y más con las explicaciones de mi compadre Pepe y con las de su padre, que arbitraba casi todos los Domingos.  Y me entusiasmaba y admiraba al que yo creo que fue el mejor boxeador que ha nacido en La Línea de la Concepción; CALERO.

Lo dejo por hoy y si me permiten, seguiré contando las experiencias que he tenido con el Boxeo, noble deporte, entonces de las doce cuerdas, y que son muchas.

Antonio de Sola Caballero

Un comentario de “Como me aficioné al boxeo

  1. Gonzalo Campos de lara dice:

    Bonita historia, que me encantaria seguir conociendo. Muchas gracias,Antonio!!

Deja una respuesta