Walters dio la sorpresa y gano con contundencia a Donaire

AEBOX/Carson, California.  Nicholas Walters paró en seco  a  Nonito Donaire  en el sexto asalto de  la pelea, ganando el título de peso pluma de la  WBA de manera dramática.

Walters (25-0, 21 KOs), un peleador bastante desconocido de Jamaica, mostró  su extraordinario rendimiento derribando a Donaire (33-3) por segunda vez  en la carrera del campeón en cuatro divisiones.

Donaire giró y  perdió con una enorme mano izquierda al final del sexto, Walter lo atrapó por encima de la oreja con un volado de derecha. Donaire cayó cara a la lona, y aunque superó el conteo, no podía continuar y confirmaba así  su segunda derrota en cuatro peleas.

Walters también hizo doblar la rodilla a Donaire en el tercer round con un uppercut, y absorbió grandes golpes de Donaire en un impresionante derroche de poder que hizo vibrar al estadio lleno, que esperaba la pelea por el título de peso medio de Gennady Golovkin contra de Marco Antonio Rubio.

«Hemos trabajado duro para esta victoria», dijo Walters. «Donaire es un super gran campeón. Sé que tengo que respetarlo, y eso es lo que hice. Él me sorprendió con un par de disparos.»

Walters, apodado el Hombre del Hacha, por sus golpes cortantes, había ganado 10 de sus últimas 11 peleas por nocaut, mientras escalaba para conseguir este titulo mundial WBA. Donaire comenzó muy serio en la pelea, pero él manejó a lo campeón de Walter con una alegórica actividad de manos y una precisión capaz de terminar peleas.

«Nunca he visto a un peso pluma con tanto poder como Walters,» dijo el promotor de Top Rank ,Bob Arum. «No hay nada como el poder de conmoción que este chico tiene.»

Donaire entro duro en la pelea en el primer asalto, pero fue gobernado un resbalón tras otro. Controló  las acciones al principio y consiguió tambalear a  Walters con una ráfaga al borde de la campaña del segundo round.

Pero Walter sorprendió Donaire y le hizo poner rodilla en tierra  al final del tercer, poniendo un uppercut de lleno en la mandíbula de Donaire. Donaire se levantó y sobrevivió al asalto, pero estaba cortado y manaba un hilo de  sangre ya en el cuarto.

Donaire perdió sus títulos de las 122 libras ante Guillermo Rigondeaux, en abril de 2013. El Filipino, había sido considerado uno de los mejores peleadores del boxeo libra por libra antes de encontrarse con  Rigondeaux, pero se recuperó con victorias consecutivas , ganando el título de la WBA de las 126 libras en mayo.

Antes de esta pelea, Donaire dijo que tenía una pasión renovada por el boxeo, después de luchar por estar motivado en los últimos años. Ganar su cuarto título mundial excedió sus propias expectativas, y convertirse en padre cambió su mentalidad hacia su deporte.

«Tengo que volver a la mesa de dibujo», dijo Donaire. «Sé que no puedo competir con gente como Walters.»

Deja una respuesta