Como me aficioné al boxeo 2ª Parte

AEBOX/Antonio de Sola/ — Cada dos Domingos fui a las veladas programadas y me aficioné de tal manera al Boxeo, que estaba deseando que llegase el Domingo que había Boxeo, y presenciar los combates, generalmente en el Cinema Cómico Jardín.
Tal fue la afición que se despertó en mí de este noble deporte que yo quería emular a aquellos boxeadores que veía en directo, como los que veía en la Televisión o en aquel noticiario que se llamaba NODO y que se proyectaba en los cines antes de cada película.
Me obsesioné con este deporte y me suscribí a la revista BOXEO, cuyo director, creo recordar era D. Vicente Gil, Presidente de la F.E.B ( Federación Española de Boxeo ) y médico privado de Franco.
En una habitación en la parte de arriba de mi casa y que daba a la azotea de la misma, hice un rudimentario gimnasio donde me entrenaba diariamente pegándole a un saco hecho de trozos de trapos que envolvían arena de la playa de Puente Mayorga, excuso decir  que los nudillos me los hacía polvo, el saco era un antiguo petate del ejército que me regaló un amigo militar. Mi compadre Pepe Olmedo ( Q.E,.P.D. ), me regaló, dándole pena del estado de mis nudillos, unos guantes de entrenamiento, aquellos que eran de color de cuero viejo y bastante más grandes que los usados en estos tiempos. Con aquellos guantes y unas vendas se terminó aquel suplicio de los nudillos despellejados.
De Madrid me enviaban regularmente levadura de cerveza, para aumentar musculación, según me indicaron, y unas tablas de ejercicios apropiados para la práctica del Boxeo.
En aquella habitación coloqué unos posters de boxeadores a los que admiraba ; uno era de Young Martin, campeón de Europa del peso mosca en los año cincuenta, con una pegada increíble y que boxeó con los mejores del mundo, se llamaba Martín Marco Voto, era zurdo y con esa mano izquierda noqueó a muchos de sus oponentes, ( recuerden que en el boxeo no hay enemigos hay contrincantes y compañeros, raro es que un boxeador se ensañe con otro cuando lo ve mal).Boxeó en Inglaterra con un boxeador de aquellas Islas y recuerdo que después de tirarlo a la lona diez o doce veces, en el duodécimo round lo tiró definitivamente y  le ganó por K.O., el combate era a doce asaltos. El boxeador británico creo que se llamaba Dover, como los acantilados blancos que existen en el Canal de La Mancha y que une Francia con Inglaterra. Young Martin  consiguió el título de Campeón de Europa con este extraordinario combate.
Recuerdo que disputó el mundial con un argentino , creo que se llamaba Pascual Pérez y no pudo con él.
Entonces en España había una gran afición al Boxeo y de este combate estuvo pendiente media España. Le apodaban el Zurdo de Cuatro Caminos. Creo que las derrotas que tuvo no llegaron a veinte y boxeó innumerables veces. No lo olvidaré cuando lo vi en el Palacio de Deportes de Madrid.
En la próxima seguiré con mis ídolos de aquellos tiempos, si me lo permiten.
                                                          __________________

 

Hoy 29 de Octubre, he leído en la prensa que se creado la Liga de Boxeo Profesional. Es una gran noticia para este deporte y espero que las televisiones apoyen este proyecto.
                                                      Antonio de Sola

Deja una respuesta