Enmanuel Steward: Monté un gimnasio en un pequeño sótano y se convirtió en el mas famoso del mundo

El nombre y el legado de Emanuel Steward se ha convertido casi en sinónimo de Kronk Gym. Fue  en el Kronk, donde hizo su debut como entrenador de boxeo en 1971. En un trabajo que lo puso en el camino para obtener un lugar seguro en los anales de la inmortalidad del boxeo.

Cuando la gente piensa en el Kronk, es natural  evocar imágenes de sangre, sudor y la gloria de los campeones entendemos que esta es una parte inmutable de la herencia del Kronk.

«La gente viene a visitar Detroit desde todas las partes del mundo», dijo Steward de su hogar en el noroeste  de Detroit  donde lo visité hace varios años. «Y casi siempre me preguntan por dos lugares, el estudio de grabación Motown y  el Kronk Gym.»

En cierto modo, Steward era un hombre muy sociable. Era amable y agradable; diez minutos en su casa y me sentí como un miembro mas  de su familia de boxeadores. Sin embargo, también era difícil mantener una conversación ininterrumpida con el  porque estaba constantemente bombardeado con llamadas telefónicas de abogados, agentes, empresarios, promotores y, por supuesto, los combatientes.

El original Kronk Gym, ubicado en la salida de  McGraw en el suroeste de Detroit, fue la meca del boxeo, no sólo para los campeones y profesionales, era siempre un oasis para miles de jóvenes de Detroit en busca de un camino. Lamentablemente, con la disminución de las reservas financieras y un recorte presupuestario feroz, el antiguo edificio fue cerrado en 2006 (habría costado alrededor de medio millón de solares mantenerlo abierto). Sin embargo, Steward estaba en una misión para continuar con el legado de excelencia de Kronk y organizó varios eventos para recaudar fondos para instalar el nuevo Gimnasio Kronk en Warren en Detroit y ampliar a uno más grande en un edificio ya de forma permanente.

Steward ha formado a decenas de boxeadores campeones del mundo, entre ellos Thomas Hearns, Wilfredo Benítez, Oscar De La Hoya, Evander Holyfield, Lennox Lewis, Wladimir Klitschko, Michael Moorer, y James Toney. Sin embargo, su amor por el boxeo es más profundo que el deporte en sí.

«Cualquier deporte es importante», dijo Steward, «cualquier actividad que mantiene a los niños de la calle ocupados, sobre todo durante los años de formación que es entre los 12 a 20 años. Y hay un montón de niños que caen en esa categoría. Tommy Hearns fue un chico que solía coger dos o tres autobuses para ir al gimnasio, pero le gustaba el boxeo. Milton McCrory y Jimmy Paul y todos estos niños eran muy buenos. Milton era un gran jugador de béisbol también. Pero el boxeo era doce meses del año por lo que  era diferente a otros deportes y no le daba tiempo para pensar.  Como resultado  mantiene a muchos niños de las calles ocupados y sanos.  Realmente creo que si yo  fuera alcalde o  presidente tendría centros de recreación en todas partes, y no tendría tantos problemas con la juventud. Creo que el deporte es una gran manera de canalizar la energía de los jóvenes.

«El nuevo Gimnasio Kronk está en Warren en un local que hemos alquilado,» Steward continuó. «Y costó cerca de $ 35.000. Si  nos moviéramos a otro lugar, tenemos la intención de mantener este gimnasio porque hay muchos chicos entrenando que estaban en el Kronk original.  Hay muchos menos centros de recreación ya que la ciudad los ha cerrado; y en algunos casos se ve  el gimnasio como una guardería porque tienes todos estos niños de cuatro o cinco años de edad en nuestro local. Esto demuestra una gran necesidad de estos centros de recreación. Y mientras ves como la ciudad se gasta los millones en otras cosas. Me pone enfermo ver centros de recreación cerrados a causa de la codicia y la mala gestión de los fondos «.

Steward fue invitado a posar para el fotógrafo, puso reparos y me pidió que esperara mientras él subió a vestirse un poco. «Estoy cansado de tomarme fotos que hacen parecer que estoy siempre en el gimnasio», dijo. Momentos después apareció desde su habitación del segundo piso con una sudadero del Kronk. Para Emanuel Steward, un hombre que puede permitirse el lujo de usar cualquier cosa que quiera, aún no existe un atuendo más apropiado.

No dio ninguna indicación de su retirada del boxeo y habló de su compromiso de décadas para establecer diferencias positivas en las vidas de los jóvenes de Detroit, así como cualquier persona que tenga el deseo y la perseverancia para tener éxito.

«El Kronk  como Centro Recreativo fue realmente un lugar clave para nuestra comunidad», dijo. » Hice un gimnasio en un pequeño sótano y se ha convertido en el gimnasio de boxeo mas famoso del mundo. Estoy orgulloso de haber podido crear todo esto. Kronk todavía está aquí. No hemos hecho  maletas y nos hemos ido  a Los Ángeles o a cualquier otro lugar «.

Steward esta negociando para adquirir varios autobuses y  proporcionar el transporte para los niños del gimnasio que no lo tienen. También quería utilizar los autobuses para llevar a los jóvenes junto con sus padres a competiciones celebradas cada dos semanas en las principales ciudades. Quería competidores Kronk para ir como un equipo y no en coches separados. Y estaba tan comprometido a continuar la tradición de Kronk  e influir en las vidas de los jóvenes. Por supuesto, con la falta de Emanuel Steward, nada  va a ser fácil pero con la tradición, experiencia, dedicación y pasión que fusiona Kronk, con  la ciudad y  el deporte, hay una abundancia de luz que que los guiara sin ninguna duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *